Menú Buscar
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.

Junqueras centrifuga sus gastos territoriales a la Diputación

La Generalitat no puede pagar los 800.000 euros que cuesta la comarca del Moianès, por lo que pretende que el coste sea asumido por el Estado

María Jesús Cañizares
2 min

La creación de nuevas comarcas permite al Govern apuntalar complicidades con el territorio, pero la realidad es que no hay dinero para asumir la constitución de esos entes supramunicipales. La comarca del Moianès, bendecida por el Parlamento catalán en la anterior legislatura, cuesta 800.000 euros que el Ejecutivo de Artur Mas no pudo costear.

La situación actual de las arcas públicas catalanas sigue siendo precaria, por lo que la administración catalana baraja, como solución de urgencia, pedir al Estado que adelante el dinero necesario para sufragar la puesta en marcha de la nueva comarca a través de la Diputación de Barcelona.

Presupuestos

El pasado día 10, Dionís Guiteras (ERC), alcalde de Moià –la capital de la nueva comarca—se reunió con el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, para abordar la financiación del Moianès. Junqueras se comprometió a incluir la correspondiente partida en los nuevos presupuestos de la Generalitat para 2016. Sin embargo, el Govern no puede garantizar la aprobación de los mismos, ya que hoy por hoy, no cuenta con apoyo parlamentario suficiente –la CUP, su socia de legislatura, ve esas cuentas poco sociales--.

En la reunión se apuntó la posibilidad de que este organismo supramunicipal, que se nutre de los fondos procedentes del Gobierno español, avance esos 800.000 euros. Se da la circunstancia de que Guiteras es vicepresidente de la Diputación de Barcelona.

En la reunión estaba presente Isaac Peraire, alcalde de Prats del Lluçanès, capital de la futura comarca del Lluçanès que todavía no se ha constituido y que quiere emular el modelo del Moianès.