Menú Buscar
El vicepresidente Oriol Junqueras durante su intervención de esta mañana en el Parlament.

Junqueras advierte de que la lucha contra la pobreza pasa por nuevos presupuestos

Los consejeros del Govern responsables de la política social se suman al discurso del agravio con el Estado

María Jesús Cañizares
4 min

Los consejeros del Gobierno catalán con competencias en materia de lucha contra la pobreza, han abundado en el discurso del presidente Carles Puigdemont, que culpa al Estado de la falta de recursos para afrontar las desigualdades existentes en Cataluña.

El vicepresidente económico, Oriol Junqueras, ha asegurado que el déficit fiscal que sufre Cataluña por culpa del Estado impide hacer mejores políticas sociales. También ha explicado que si el Gobierno español pagara a la Generalitat los 1.400 millones que le debe, se podría potenciar la lucha contra la pobreza. Renegociar el límite del déficit, lograr que los pagos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) no vayan acompañados de intereses y hacer una auditoría de la deuda podrían aliviar esa situación de asfixia financiera, sostiene Junqueras.

Ha asegurado que el Govern quiere blindar las partidas sociales de la Generalitat, es decir, garantizar su ejecución. Pero el republicano ha advertido de que, sin nuevos presupuestos para 2016, la lucha contra la pobreza será más difícil. Un toque de advertencia para la CUP, aliada del Govern, pero también al resto de formaciones parlamentarias que pueden darle apoyo.

"Nula sensibilidad" 

Por su parte, la consejera de Presidencia y máxima responsable del área social de la Generalitat, Neus Munté, ha admitido que el plan de choque social aprobado en la anterior legislatura no se ha desarrollado suficientemente, y eso ha defraudado”, por lo que ha expresado su voluntad de ejecutarlo durante este mandato.

Asegura que su Gobierno ha tenido que hacer frente a las “situaciones de pobreza en situaciones muy adversas” en alusión al Estado. Ha denunciado la “nula sensibilidad” del Gobierno español respecto a Cataluña y, al respecto, ha mencionado el recurso contra el decreto catalán sobre pobreza energética, suspendido por el Tribunal Constitucional. La consejera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, también se ha referido a ese recurso y entre las acciones llevadas a cabo por su departamento, ha destacado el impuesto sobre pisos vacíos para potenciar el alquiler social.

Vivienda

La consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, ha subrayado la importancia de la escuela como garante de la igualdad de oportunidades. Pero ha dicho que nunca antes la Generalitat había tenido tan pocos recursos para evitar las desigualdades. “La escuela ha ayudado a compensarlas. El sistema educativo catalán es un pilar en este sentido”, ha explicado. También ha culpado al Estado de reducir las partidas para la escolarización. Sin embargo, se ha comprometido a ampliar las ayudas por becas-comedor.

Dolors Bassa, consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, ha puesto como objetivo prioritario el aumento de las partidas destinadas a la renta mínima de inclusión para personas que ya no reciben ningún tipo de ayuda.

El consejero de Salud, Toni Comin, ha explicado que su departamento ha hecho una reasignación de recursos en función de las desigualdades. "Nos parece perfecto un Pleno monográfico, pero toda nuestra legislatura va a ser monográfica sobre desigualdad", ha precisado Comin, quien ha criticado la norma española que, según afirma, limita la atención sanitaria universal.