Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista de la sala del Tribunal Supremo donde se lleva a cabo el juicio por el 1-O y la DUI catalana

El juicio del 1-O seguirá su proceso durante la campaña electoral

El procedimiento judicial podría finalizar antes del día de las elecciones, que Sánchez ha marcado el 28 de abril

4 min

El juicio por los acontecimientos del 1-O y la posterior DUI seguirá su cauce durante las próximas semanas a pesar de las Elecciones Generales convocadas hoy para el 28 de abril. Así lo aseguran fuentes cercanas al proceso que se abrió el pasado 12 de febrero y que tiene lugar en el Tribunal Supremo. Sin embargo, no se descarta que las sesiones hayan acabado en esa misma fecha e, incluso, se baraja que la sentencia ya haya sido dictada antes de los comicios. 

La principal causa por la que se ha descartado la suspensión del procedimiento es la pulcritud que el tribunal quiere reflejar. Sabedores de que este juicio puede acabar en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), los magistrados --y, en concreto, Manuel Marchena como presidente de la Sala Segunda del Supremo-- no quieren incurrir en posibles decisiones cuestionables por la institución de Estrasburgo.

Derecho de defensa

Uno de ellos sería, por ejemplo, la merma del derecho a una defensa por parte de los acusados. Los abogados defensores podrían blandir este argumento ante el tribunal internacional si el juicio se retrasara por un largo periodo de tiempo. La ley española, en este sentido, permite lapsus temporales durante un proceso judicial de hasta 30 días de duración; más allá de este tiempo, el juicio debería reiniciarse de nuevo. 

Por la sala del Supremo pasarán cerca de medio millar de personas que han sido llamadas a declarar ante el tribunal en calidad de testigos. Sin embargo, sus deposiciones tienen unas temáticas muy concretas, por lo que la institución judicial espera que sean concisas y se solventen de forma ágil y rápida. Si este fuera el caso y no se produjeran retrasos durante las sesiones, cabría la opción de que el juicio finalice en dos meses vista, según publica La Vanguardia. Es decir, antes del día de la votación de los comicios nacionales. 

Vox, acusación y candidato

El partido de Santiago Abascal es el que puede presentar alguna complicación durante este periodo. Vox se ha presentado como acusación popular al conocido como juicio del procés y es uno de los partidos que se presentan a la presidencia del Ejecutivo. Este hecho podría provocar que los abogados representantes del partido de ultraderecha, que además son dos de los dirigentes de la formación, incurran en una acusación más política que judicial. 

Durante las tres primeras sesiones del juicio que han tenido lugar esta mañana, el representante legal de Vox ha tenido ciertos roces con el juez Marchena por este mismo hecho. Ya en la sesión de ayer, el magistrado alertó a Pedro Fernández "no va a ser posible un debate ideológico" durante las sesiones por parte de ninguna de las partes. Así, advirtió tanto a las acusaciones como a las defensas y a los acusados que se abstuvieran de hacer alegaciones políticas, divagar sobre este aspecto o debatir sobre cuestiones ajenas a los "hechos fácticos".

Destacadas en Política