Menú Buscar
Joan Garriga, político de ultraderecha que se enfrenta a un juicio por incitación al odio / VOX

Juicio contra el presidente de Vox en Barcelona por un delito de incitación al odio

Los hechos se remiten a las elecciones municipales de 2011, cuando Joan Garriga era miembro de Plataforma per Catalunya

3 min

Joan Garriga, presidente de Vox en Barcelona, se enfrenta a un juicio por un presunto delito de discriminación y provocación al odio durante su época como miembro del partido político Plataforma per Catalunya. El juzgado de instrucción número 3 de Reus (Tarragona) ha acordado la apertura de juicio oral contra trece miembros de esta formación política por su campaña de las elecciones municipales de 2011.

Además del primer espada del partido de Santiago Abascal en Barcelona, la causa también imputa a la secretaria tesorera de Vox, Mónica Lora; y al fundador y expresidente de Plataforma per Catalunya, Josep Anglada, entre otros.

Denuncia por "racismo"

La denuncia fue interpuesta ante la Fiscalía por la asociación musulmana Ciudadanos por la Convivencia y el Desarrollo, Watami, y el partido Iniciativa per Catalunya Els Verds. Destacaban el contenido "racista" --tal como se detallaba en el texto presentado-- de la campaña electoral de Plataforma, protagonizada por unos cheques ficticios de 4.000 euros a nombre de Mohamed Alcabre Samir. 

En la propaganda de la formación de ultraderecha para las elecciones al Ayuntamiento de Reus aparecía un texto que acusaba al pacto por la inmigración de haber "repartido 4.000 millones de euros los dos últimos años entre los inmigrantes". "Esto significa que de tus impuestos han quitado 600 euros por persona para que cada inmigrante reciba 4.000 euros", proseguía y animaba a "acabar con este coste porque en Cataluña no cabe todo el mundo y decir claro que primero somos los de casa y no los de fuera".

Respaldo de Fiscalía

El Ministerio fiscal apreció indicios de varios delitos tipificados en el Código Penal. Concretamente los de provocación a la discriminación, al odio y a la violencia por motivos racistas o de religión, por lo que derivó el caso a los juzgados de Reus en el año 2012. 

El pasado octubre de 2019, el juzgado de instrucción número 3 de Reus acordó la apertura de juicio oral contra 13 personas por este hecho. En el auto de apertura de juicio oral, el juez dictamina que no cabe recurso alguno contra esta resolución, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que se tramitará por la vía penal.