Menú Buscar
Agentes de la policía nacional forman un cordón policial en el exterior del IES Tarragona / EFE

La juez pide los informes de coordinación policial del 1-O

Mercedes Armas, del TSJC, requiere al coronel Diego Pérez de los Cobos el plan detallado sobre las actuaciones de Mossos d’Esquadra, Policía y Guardia Civil

03.10.2017 18:44 h. Actualizado: 02.04.2019 20:30 h.
2 min

La coordinación policial del 1-O falló. No hay duda a estas alturas. Pero hay que seguir adelante. La juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Mercedes Armas quiere ver el “plan de coordinación” detallado con el cometido de Mossos d’Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil para descubrir por dónde se deshinchó.

Armas ha requerido dichos informes al coronel Diego Pérez de los Cobos, quien comandaba el operativo. También pide información sobre los “incidentes” ocurridos en el trascurso de la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Exige los documentos “a la mayor brevedad posible” para determinar el “grado de cumplimiento” del plan, “sus incidencias y su resultado”.

Causas separadas

Por otra parte, la magistrada rechaza la petición de la defensa de incorporar a su causa la que lleva el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona sobre hechos vinculados al referéndum. Alega que su causa incluye a querellados que están aforados —todos los miembros del Govern— a diferencia de la que lleva el 13, por lo que unirlas “sólo será posible cuando se aprecie una clara conexión material”.

En respuesta a dos escritos planteados por la defensa de Carles Puigdemont y el Ayuntamiento de Olesa de Montserrat (Barcelona), la magistrada recuerda que ella mantuvo la orden de la Fiscalía que obligaba a custodiar las urnas del Ministerio del Interior que guardan los consistorios y que ordenó al ministerio público cesar en sus diligencias e instrucciones en relación con el 1-O.

Citaciones aplazadas

Asimismo, ha aplazado para los días 20 y 27 de octubre próximos, a petición de las defensas, las testificales de los empresarios que se presentaron al concurso convocado por la Generalitat para licitar urnas, después declarado desierto, y a cargos del Govern relacionados con ese proceso para suministrar material electoral.