Menú Buscar
Eulalia Reguant y Anna Gabriel, las diputadas de la CUP que intervinieron en la comparecencia de Germà Gordó / EFE

El juez acepta que la CUP se persone en el sumario del 'caso 3%'

Fuentes judiciales muestran su extrañeza porque los antisistema se hayan querellado contra los ya imputados por financiar a CDC pero no contra Gordó

3 min

El juez de Instrucción número 1 de El Vendrell, Josep Bosch, ha aceptado la personación de la CUP en la causa que desde hace dos años sigue contra la supuesta trama de financiación irregular de CDC, el llamado caso del 3%.

Tal y como anunció la formación antisistema, se ha presentado una querella criminal contra los principales imputados en la causa, entre los que destaca, Andreu Viloca, tesorero de CDC, los empresarios Jordi Sumarroca y Francesc Xavier Tauler y quien fuera director general de infraestructuras, Josep Antoni Rosell. Se les acusa de pertenencia a organización criminal, malversación de caudales públicos, cohecho, tráfico de influencias y prevaricación.  

¿Y Gordó?

En fuentes judiciales del caso consultadas por este medio llama la atención que la CUP no haya planteado acciones penales contra Germà Gordó (a quien no incluyen entre los querellados), más aún cuando el anuncio de interposición de la querella se produjo tras la declaración parlamentaria del exconseller y cuando ya había trascendido el contenido del lapidario informe de anticorrupción que situaba a la figura de Gordó en la cúspide de esta presunta trama corrupta de mordidas a cambio de obra pública.

El juez de El Vendrell en un auto dictado el 1 de junio da por comparecida en la causa a la CUP, pero le impone una preceptiva fianza de 500 euros para incorporarse al sumario en calidad de acusación popular. En este auto, el juez avisa que si en el periodo establecido por la ley, los antisistema no depositan la mencionada fianza “decaerá su derecho a comparecer en el sumario”.

No al sindicato Manos Limpias

El juez de El Vendrell ha aceptado a la CUP pero se negó a incorporar como acusación particular al denostado sindicato ultra Manos Limpias.

Los antisistema compartirán acusación en el caso 3% con el ministerio público personificado en la fiscalía anticorrupción, un organismo que la CUP ha calificado en diversas ocasiones como “enemigos del estado catalán”.

Destacadas en Política