Menú Buscar
Josep María Jové y Lluís Salvadó han llegado a las puertas de los juzgados acompañados de una comitiva / EP

Jové y Salvadó se niegan a declarar ante el juez sobre su implicación en el 1-O

Pere Aragonès defiende que el exsecretario general de Economía debe seguir en la mesa de negociación con el Gobierno

5 min

El diputado de ERC en el Parlament y exsecretario general de Vicepresidencia y Economía de la Generalitat Josep Maria Jové y el también diputado y exsecretario de Hacienda Lluís Salvadó se han negado a declarar en sede judicial este miércoles sobre su vinculación con el referéndum ilegal del 1-O.

Ambos se han acogido a su derecho a no declarar ante la del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que lleva la indagatoria del proceso por presunta desobediencia, malversación y revelación de secretos en la organización del plebiscito secesionista de octubre de 2017.

“Criminalización”

Jové y Salvadó sí han denunciado, en cambio, "la criminalización del Estado contra el independentismo y la disidencia política", y han criticado la petición de una fianza de 4,1 millones de euros. Defienden que "organizar un referéndum no es delito” y que la autodeterminación es una “herramienta política para desatascar el conflicto con el Estado”.

Así lo afirma Esquerra en un comunicado en el que constata que los acusados han evitado declarar con la voluntad de "denunciar que su caso forma parte de la causa general contra el independentismo”.

En la mesa de diálogo

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha encabezado una comitiva de políticos independentistas que han acompañado a los investigados hasta las puertas de los juzgados. El consejero de Economía ha aprovechado la ocasión para mostrar su apoyo a Jové y ha asegurado que “evidentemente” va a seguir en la mesa de negociación con el Gobierno.

Para el número dos del Govern, el exsecretario de Economía debe permanecer en el equipo de negociación con el Estado “por su capacidad política y su compromiso”. Del mismo modo, defiende a los dos exsecretarios del gobierno catalán: “Se les quiere hacer pagar las ilusiones, esperanzas y compromiso de todo un país" en el referéndum ilegal.

Comitiva

Salvadó y Jové han llegado al palacio de Justicia de Barcelona a las 8.50 horas de la mañana acompañados de miembros de ERC, JxCat y la CUP. Por pate de los republicanos han acudido Aragonès, el consejero de Educación, Josep Bargalló, y el de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homrani, así como su líder en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall.

El presidente de JxCat en el Parlament, Albert Batet; el diputado y vicepresidente del Parlament, Josep Costa; la portavoz en el Congreso, Laura Borràs y los diputados en el Parlament Francesc de Dalmases y Pep Riera, así como el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, han formado parte de la comitiva posconvergente. Desde la CUP, ha acudido el diputado Carles Riera y la exdiputada Eulàlia Reguant, y también la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri. Asimismo en las puertas de los juzgados habían varios manifestantes que han recibido a los acusados con aplausos y gritos de 'Libertad'.

A la salida del juzgado, Albert Batet ha acusado al Estado de seguir con la "represión", incluso con personas sentadas en la mesa de diálogo entre gobiernos como el diputado de ERC en el Parlament en referencia a Josep Maria Jové. "El Estado no afloja, pero nosotros tampoco aflojaremos", amenaza el posconvergente, quien ha aprovechado la ocasión para defender que la solución al conflicto con Cataluña pasa por el derecho a la autodeterminación, el fin de lo que considera represión y la amnistía para todos los afectados.