Menú Buscar
El exministro Josep Piqué (i), el presidente de Sociedad Civil Catalana, Mariano Gomà (c) y el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane (d), en el Círculo Ecuestre / CG

Josep Piqué: "En Cataluña tenemos demasiados fascistas"

El exministro censura el acoso a la fiscal Magaldi, acusa al 'Govern' de "desgarrar" la sociedad catalana y asegura que el independentismo "está derrotado"

6 min

El exministro y expresidente del PP catalán, Josep Piqué, ha lamentado que en Cataluña haya "demasiados fascistas" que intentan imponer una ideología independentista que, según afirma, asiste estos días a su derrota por la falta de apoyos sociales e internacionales. En un discurso muy contundente, Piqué ha advertido de que "cuando alguien contrapone una voluntad democrática a ley, es la antesala del autoritarismo", en alusión a un referéndum que, afirma, nunca se celebrará. 

Piqué ha presentado un acto organizado por Sociedad Civil Catalana (SCC) en un auditorio del Círculo Ecuestre abarrotado, junto al presidente de esta entidad, Mariano Gomà, y presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane.

Piqué ha dicho que hace diez años que dejó la política, pero "la política nunca te deja. Por eso intento ayudar desde la sociedad civil". Considera que en una sociedad democrática, el debate es fundamental, pero el debate no es posible si no hay respeto. Nuestra sociedad tiene necesidad de escuchar. Cuando alguien expone una teoría que no coincide con la opción dominante, se le insulta. Hemos visto la situación vivida por una fiscal --en alusión a la fiscal jefa de Barcelona, Ana Magaldi, acosada por radicales independentistas a la salida del juicio del 9N--, a la que se ha llamado fascista por discrepar. No hay nada más fascista que el que no acepta la discrepancia. A veces creo que en Cataluña tenemos demasiado fascistas".

"No se puede contraponer ley a democracia"

El exministro, que además es vicepresidente del Círculo de Empresarios, ha dicho que "no es posible contraponer ley a democracia, como escuchamos a menudo. Cuando alguien contrapone una voluntad democrática a ley, es la antesala del autoritarismo político, es la puesta en cuestión de la democracia tan como la conocemos en occidente".

"Las instituciones --ha añadido-- tienen que ser de todos, deben representar a todos los ciudadanos, con sus distintas opiniones. Cuando alguien pone las instituciones al servicio del proyecto concreto, prostituye el sentido de las instituciones. Lo hemos sufrido en Cataluña en octubre de 1934. Un proyecto que asume el desagarro social es, cuando menos, cuestionable. Si se desgarran las familias, Cataluña y una parte de la sociedad, eso tiene un coste irremediable. El bien social es fundamental en un sistema democrático".

"Tengo una buena noticia que darles: el independentismo como proyecto social está derrotado, no ha logrado la mayoría social necesaria, ni el liderazgo requerido ni la complicidad internacional", ha sentenciado, tras augurar un giro hacia un proyecto hetereogéneo de izquierdas. Josep Piqué ha vaticinado que no habrá referéndum y que Cataluña se ve abocada a unas elecciones anticipadas. Considera que hay muchos "independentistas sobrevenidos" que apostarán finalmente por un futuro común dentro de España.

Desafecto

Por su parte, el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, ha dicho que “nos preocupa la situación actual de desafecto, la que ninguno queríamos llegar. Unos miles de personas allí  y otros miles de personas allá nos han llevado a una situación en la que la rauxa se impone al seny, creando un clima de dificultad de entendimiento”.

ecuestre sala“No os empeñéis en buscar una solución, hay que buscar una salida”, decía Anton Costas, “nuestro socio en Cataluña”, dada su antigua condición de presidente del Círculo de Economía, ha parafraseado Seoane, quien ha hecho un llamamiento a huir de la España a garrotazos que pintaba Goya.

Respecto a la llamada “operación diálogo”, Seoane ha dicho que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría “se ha puesto un despacho en Barcelona, pero además de dialogar, hay que hacer cosas ya. El Gobierno debería dotar ya al Corredor del Mediterráneo de la financiación necesaria, así como a la red de Cercanías. Yo creo que es un deber de los gobiernos, estas cosas no deberían ser objeto de negociación”.

“Hay gente que ha hecho cosas mal aquí y allí. No debemos dedicarnos a perder esfuerzos en determinar quién tiene la culpa. Se han gestionado los temas emocionales con torpeza. Miremos al futuro y pongamos un poco de sentido común”.

El presidente del SCC ha aprovechado para anunciar que esta plataforma ha convocado una manifestación para el próximo 19 de marzo para defender las libertades y la democracia. “No puede ser que en Cataluña aparezcan personajes como el juez Vidal, que anuncian un verdadero golpe de Estado. Esto la sociedad catalana no lo puede tolerar”, ha dicho Gomà.

Gomà se ha referido a las encuestas que demuestran que la mayoría de la población catalana se siente española y catalana, apuesta por el trilingüismo y cree que el referéndum no va a servir de nada. “Esas son las mayorías reales. Deberíamos tomar nota”, ha manifestado.