Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Piqué y Màrius Carol, en el Círculo Ecuestre de Barcelona / EUROPA PRESS

Josep Piqué: "Barcelona es una de las grandes víctimas del 'procés'"

El exministro de Exteriores del Gobierno no ve bien los indultos de los mandatarios del 1-O "en las circunstancias actuales"

Ricard López
5 min

Josep Piqué lamenta la "decadencia" que, a su juicio, sufre en la actualidad la ciudad de Barcelona, en buena medida a causa del procés independentista catalán. El exministro de Asuntos Exteriores considera que las aspiraciones secesionistas alentadas por los mandatarios de la Generalitat han perjudicado la imagen y los retos de la ciudad como urbe global. El exministro, por otra parte, no es partidario de indultar en "las actuales circunstancias" a los dirigentes que impulsaron el referéndum ilegal y unilateral de secesión de octubre de 2017.

Piqué ha repasado la actualidad política catalana durante su participación en el ciclo de conferencias Agendas cruzadas Madrid-Barcelona del Círculo Ecuestre, en la cual ha expuesto su punto de vista sobre los problemas actuales de la capital catalana: “Siempre he visto Barcelona como un activo para Cataluña, para España y para Europa. Un activo que se proyectaba globalmente, y creo que los intentos de reducir Barcelona a ser la mera capital de una Cataluña independiente empequeñecen ese activo. Barcelona es una de las grandes víctimas del procés”, ha manifestado.

"Obstáculos a todo"

Por lo que respecta a la gestión de la ciudad, Piqué ha aludido a proyectos como la ampliación del aeropuerto de El Prat o la creación del Museo Hermitage en el puerto, cuestiones sobre las que las autoridades locales no se ponen de acuerdo: “Existen unos grandes temas ante los cuales existe una ausencia de consenso y una resistencia por parte de los poderes públicos. La respuesta no puede ser ponerle obstáculos a todo, porque eso nos empequeñece y supone una pérdida enorme”, ha indicado, además de mostrarse partidario de promover grandes hoteles o disponer de una oferta cultural más atractiva.

En lo relativo al procés, Piqué se ha mostrado contrario a conceder los indultos a los políticos presos "en las circunstancias actuales", al mismo tiempo que cuestionaba la manifestación contra los mismos de este domingo en la plaza Colón de Madrid: “Dentro de unos días no nos acordaremos de esa concentración. No va a cambiar la opinión electoral de nadie”.

Coste también para la imagen de España

Sobre cómo encarar el futuro de Cataluña, y cómo recuperar la cohesión entre el nacionalismo gobernante en la Generalitat y el resto de España, Piqué espera que el territorio se gestione de una manera en la que "todos" se sientan "razonablemente confortables o razonablemente inconfortables": "Más allá de la irritación creo que seremos capaces de recuperar la cohesión y un marco de convivencia".

En este sentido, Piqué ha admitido que el secesionismo catalán ha tenido un coste y un desgaste para la diplomacia española, sobre todo por el uso de las redes sociales por parte de los dirigentes del procés. "Ha tenido un coste porque, aunque no lo quisieras, lo que dabas era una imagen de conflicto interno y esa imagen te debilita", ha sostenido.

Una Europa unida

Piqué, asimismo, ha apuntado que Europa solo puede ser relevante si está unida, ya que si deja de ser un proyecto político --que incluya los elementos fundamentales de la soberanía de los Estados nación-- estará condenada a la "irrelevancia estratégica".

El exministro ha dicho que un país tiene una política exterior fuerte, una proyección internacional creíble y fiable en la medida que demuestra fortaleza interna y cohesión. Y ha defendido que España tiene una gran diplomacia "más allá del tópico de la pajarita y el cóctel".

El presidente del Círculo Ecuestre, Antonio Delgado, ha dado la bienvenida al acto --conducido por el periodista Màrius Carol-- y, posteriormente, su vicepresidente Enrique Lacalle ha presentado a los protagonistas del diálogo.