Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vecinos observan las llamas del incendio del Pont de Vilomara (Barcelona) / EP

Alay se jacta de una estelada en el incendio de Vilomara

El jefe de la oficina de Carles Puigdemont loa en la bandera independentista en mitad de un fuego que ha arrasado 1.200 hectáreas

3 min

Josep Lluís Alay, jefe de la oficina de Carles Puigdemont, se ha fijado en la bandera estelada en el marco del incendio del Pont de Vilomara (Barcelona), que quema sin control desde el día de ayer, y que hasta ahora ha arrasado 1.200 hectáreas y 17 viviendas. 

FX6NpshX0AM1qMA (1)
El polémico tuit de Josep Lluís Alay sobre el incendio de Vilomara / CG

En un polémico tuit en su cuenta oficial, Alay se ha jactado de la presencia de una estelada en mitad del fuego de Vilomara. "La estelada en el horizonte", ha considerado el alto cargo que asiste al expresident fugado a Bélgica. 

Las redes lo cuestionan

El mensaje de Alay en la red social de los 280 caracteres le ha valido una lluvia de críticas. Otros usuarios han lamentado que "tenemos un problema grave" por la obsesión política del también profesor universitario, mientras que otros internautas le han asignado calificativos más graves. 

Algunos tuiteros han apremiado al alto cargo a "borrar el tuit", ya que en estos momentos hay cinco municipios afectados por el segundo fuego más virulento del verano en Cataluña. Precisamente, uno de los usuarios que le ha recriminado que utilice esta situación para hacer política ha sido el alcalde de Manresa. Marc Aloy Guàrdia (ERC) ha compartido un tuit mostrando su indignación. "Indigno, Alay. Nuestra tierra se nos quema", ha escrito en su perfil oficial. 

Marc Aloy Guàrdia, alcalde de Manresa, responde a Alay / TWITTER
Marc Aloy Guàrdia, alcalde de Manresa, responde a Alay / TWITTER

Sin control

Cabe recordar que el fuego de Vilomara continuará quemando sin control durante el día hoy, pues los Bomberos de la Generalitat lo juzgan imposible de controlar con sus recursos actuales y las condiciones meteorológicas en la zona. 

Por el momento, el fuego desbocado ha obligado a desalojar a centenares de vecinos y a confinar a unos 4.500 residentes. Por el momento se cuentan dos urbanizaciones afectadas, mientras que los efectivos antiincendios han desplegado hasta 118 vehículos para controlar el suceso.