Menú Buscar

El edil de la CUP que 'chuleó' al juez el 12 de octubre, al banquillo

José Téllez, que rompió la orden judicial para abrir el Ayuntamiento de Badalona por la Hispanidad, acusado de desobediencia por enfrentarse a la policía municipal

10.01.2019 09:58 h.
4 min

El concejal de la CUP que chuleó al juez el 12 de octubre de 2016 y abrió el Ayuntamiento de Badalona, se sienta en el banquillo. José Téllez declarará hoy en calidad de investigado por desobediencia a la policía municipal del municipio.

El edil, que se hizo famoso por rasgar ante la prensa la orden de prohibición de abrir durante la fiesta de la Hispanidad en el municipio barcelonés, se enfrenta a la acusación de enfrentarse al cuerpo municipal de seguridad antes del referéndum ilegal de secesión celebrado el 1 de octubre en Cataluña. Concretamente y como avanzó este medio, Téllez se llevó unilateralmente unos carteles de Òmnium Cultural del maletero de la policía municipal. Los agentes los habían requisado con arreglo a las resoluciones del Tribunal Constitucional, que había prohibido la consulta.

Cuixart y el teniente de alcalde 'mandan'

Los hechos se remontan al 25 de septiembre de 2017. Aquella noche, un grupo de independentistas colocaba carteles a favor del referéndum que rezaban Hola Europa. En un momento de la noche, agentes de la policía municipal de Badalona --localidad que en aquel momento gobernaba Guanyem Badalona-CUP con un pacto con ERC, ICV y PSC-- los pararon y les requisaron el material con arreglo a las disposiciones del TC, que había declarado nula la consulta.

Un momento del enfrentamiento entre José Téllez (CUP) y la policía municipal / CG

Un momento del enfrentamiento entre José Téllez (CUP) y la policía municipal / CG

Los secesionistas protestaron enérgicamente. En ese momento, se personaron en el lugar el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart --actualmente en prisión acusado de sedición-- y el propio Téllez. Éste, entonces teniente de alcalde de la ciudad, discutió con los agentes hasta que, harto, cogió los carteles del maletero del coche policial y los devolvió a los activistas por la separación, entre gritos de apoyo de éstos. Su acción le valió una citación de la Fiscalía, que le imputó un delito de desobediencia.

Avisados por teléfono

Según los informes policiales que obran en poder de la Guardia Civil, Téllez se presentó al lugar del enfrentamiento entre radicales y los agentes policiales junto a Cuixart después de que los independentistas realizaran varias llamadas telefónicas al ser retenidos e identificados. El tercer teniente de alcalde ordenó a los efectivos que "devolvieran los 25 carteles incautados" a los activistas, a lo que los agentes se negaron.

Ante la negativa de la policía, que recordó que seguía órdenes del TC, el propio Téllez, "acompañado de Cuixart, sustrajo del interior del vehículo policial todo el material intervenido, impidiendo las personas congregadas que los agentes pudieran recuperar esos carteles que acaban de incautarse". Tras ello, el mismo concejal repartió los carteles entre los independentistas, sin que la policía municipal pudiera hacer nada.