Menú Buscar
Hace un año, ¿pasó algo en Cataluña?: Jordi Cuixart (i) y Jordi Sànchez (d) sobre un coche de la Guardia Civil el 20S

‘Los Jordis’ participaron de modo activo en el operativo de los Mossos el 20S

La policía autonómica invitó a Sànchez y Cuixart a las reuniones con la Guardia Civil y contaban con “información sensible”

4 min

Los Jordis, Sànchez y Cuixart, tuvieron un papel activo en el operativo policial del 20S, sobre el registro del Departamento de Economía, que derivó en la prisión preventiva para los dos líderes independentistas por posible rebelión y sedición.

En concreto, los Mossos d’Esquadra invitaron a Sànchez, hoy candidato a la presidencia de la Generalitat, y a Cuixart a asistir a las reuniones con la Guardia Civil y aceptaron sus “sugerencias” en la gestión de la seguridad del 20S, según concluye la Policía Nacional en un informe remitido a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

De la incineradora al juzgado

Se enmarca ello en la causa abierta al antiguo mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero por el papel de la policía catalana en el registro que la Guardia Civil practicó en Economía y en la jornada del referéndum ilegal, el 1-O.

El informe, realizado a partir de los documentos que se incautaron a los Mossos cuando el 26 de octubre iban camino de la incineradora, señala el “excepcional protagonismo” que los mandos de la policía catalana dieron a Sànchez, entonces líder de la ANC, y Cuixart, presidente de Òmnium en aquellas fechas.

Controlaron la actitud de la masa

Insiste la Policía Nacional en la “importancia y relevancia que en los mandos de los Mossos” dieron a los Jordis, quienes “en todo momento controlaron la actitud de la masa y gozaron de información sensible sobre lo que estaba sucediendo”. Por lo tanto, conocían de primera mano el operativo del 20S ante la masiva concentración ante Economía que impidió a los agentes de la Guardia Civil salir de allí durante horas.

Según la Policía Nacional, los Mossos d'Esquadra aceptaron las “sugerencias” de los Jordis y se les permitió “poner en marcha decisiones operativas” en relación con la manifestación. Sin embargo, lo “adecuado” es que fueran miembros del área de mediación de los Mossos los que se entrevistaran de forma separada con ellos para trasladar después sus “apreciaciones” a los mandos del dispositivo policial.

Actitud negligente

Además, añade el informe, en varias ocasiones la intendente de los Mossos Teresa Laplana, también imputada por la Audiencia Nacional, “trasladó información sensible” a Sànchez y Cuixart sobre la llegada de los detenidos, el fin de los registros o la salida de la secretaria del juzgado, que fue evacuada de madrugada por la azotea de un edificio anexo al de la conselleria de Economía.

La Policía Nacional reprocha finalmente a los Mossos la “ausencia de una clara voluntad de auxilio” para proteger a la comitiva judicial y los agentes encargados del registro de la conselleria: “En un principio, y de forma que podría considerarse negligente, los mandos no le dan la importancia y dimensión adecuada a la concentración”, añade.