Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, en una intervención pública del mes pasado / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Jordi Pujol cree que el catalán "vuelve a estar amenazado"

El expresidente de la Generalitat mezcla la lengua y el concierto económico en un acto en el que afirma que "España siempre está más abierta a una reivindicación vasca que a una catalana"

Ricard López
5 min

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha vuelto este miércoles a la escena política interviniendo en un acto sobre "la infrafinanciación" de Cataluña. Quien fuera máximo dirigente del Govern catalán durante 23 años ha afirmado, entre otras cuestiones, que "España siempre está más abierta a una reivindicación vasca que a una catalana", en alusión a si durante la Transición se puso sobre la mesa la opción de que Cataluña tuviera un concierto económico, tal y como han afirmado algunos dirigentes de la época como el exconsejero de Economía y Hacienda del primer Gobierno vasco, Pedro Luis Uriarte.

Pujol, de 91 años, ha querido tomar la palabra en el acto organizado este miércoles por el diario Ara, y en el cual han participado, entre otros, el actual conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró, así como sus antecesores Oriol Junqueras, Andreu Mas-Colell y Antoni Castells.

En un momento del acto, Castells y Giró han debatido sobre el papel de los políticos catalanes en el momento de pedir un concierto catalán durante la Transición, y Pujol ha querido dar su versión: "De las personas aquí presentes, el que lo ha vivido más directamente soy yo". Según la versión del exlíder de CiU, es "un tema demasiado manoseado, tendenciosamente manoseado" y, según él, sí que se pidió un concierto económico para Cataluña, pero que solo fue defendido por los representantes de Convegència y de ERC durante las discusiones previas al primer Estatut catalán, en 1978.

Mezcla lengua y concierto

Al respecto, Pujol ha sostenido que el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, el exvicepresidente Manuel Gutiérrez Mellado y el exministro Joaquín Garrigues Walker le argumentaron que el concierto para Cataluña no era posible porque "la economía catalana es demasiado importante dentro del conjunto de España" y que si se concedía se desequilibraría.

"Por lo tanto, lo característico del Estatuto vasco va a ser el concierto y lo característico vuestro va a ser la lengua", ha asegurado que le dijeron.

El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, durante el acto / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS
El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, durante el acto / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS



"En este tema de la lengua, que ahora volvemos a tener amenazada, se nos dijo: A vosotros lo de la lengua, lo del dinero no", según la versión del exmandatario convergente.

"Campañas contra la lengua"

Sobre la cuestión del catalán, Pujol ha lamentado lo que denomina "campañas contra la lengua" y ha considerado que "van contra lo que en cierto sentido era uno de los principios fundacionales de la Transición".

El expresidente de la Generalitat ha reconocido que internamente, tanto la sociedad civil catalana como en una parte del arco político, era entonces reticente al concierto económico porque suponía recaudar impuestos.

Tras diez minutos de intervención, Pujol ha concluido su discurso levantado los aplausos del público presente al aseverar que "España siempre ha estado mucho más abierta a la reivindicación vasca que a la catalana".

Reprimenda a los ponentes

Pujol ha cerrado su intervención reprendiendo a los ponentes ya que, según él, no han hablado sobre una supuesta "infrafinanciación" en Cataluña: "No me han dicho nada de infrafinanciación".

A su modo de ver, "aún se puede plantear como un tema importante, de los que son compulsivos, para que la financiación fuera mejor".