Menú Buscar
El exalcalde de Terrassa, Jordi Ballart, cuando fue nombrado primer edil en las filas del PSC / CG

Exalcalde en paro busca partido para recuperar la silla

El otrora máximo representante político de Terrassa Jordi Ballart se ofrece a PDeCAT, ERC y los comunes para recuperar la vara de mando de la tercera ciudad de Cataluña

5 min

Exalcalde en paro busca partido para recuperar la silla. Jordi Ballart, otrora máximo representante municipal de Terrassa (Barcelona), se ha ofrecido a PDeCAT, ERC y Terrassa en Comú (TeC) para cazar de nuevo la vara de mando de la tercera ciudad más poblada de Cataluña.

Según han indicado fuentes conocedoras, el exmunícipe, que abandonó la silla de primer edil y el PSC en noviembre junto a otros cinco ediles por discrepar del encarcelamiento de parte del antiguo Gobierno catalán por presunta rebelión tras la declaración unilateral de independencia (DUI) frustrada leída en el Parlamento catalán, ha pinchado con la creación de su partido-plataforma Tot per Terrassa. Las mismas voces han agregado que Ballart, actualmente desempleado, no estaría encontrando la financiación necesaria para presentar su movimiento y alcanzar la alcaldía en una ciudad de 218.000 habitantes de la conurbación de Barcelona, que actualmente dirige Alfredo Vega, su excompañero de filas que no abandonó la formación.

"Puertas de varios partidos"

El débil músculo de Ballart para intentar asaltar la casa consistorial de la ciudad le habría hecho replantear su estrategia. Aparcaría Tot per Terrassa, formación ya registrada ante el Ministerio del Interior, ya que no dispondría de los aproximadamente 60.000 euros necesarios para lanzar una campaña con mínimas garantías en un municipio de ese tamaño. A cambio, se ha lanzado a los brazos del partido que lo acepte, sea el PDeCAT, ERC o los comunes. Las fuentes consultadas han destacado lo "poco coherente" que supone el recorrer el espectro político de izquierda a derecha buscando una formación que aúpe de nuevo al político a la alcaldía.

Las mismas fuentes han agregado que el ofrecimiento masivo de Ballart --que ha puesto como condición encabezar la lista en la que concurra-- habría sido bien recibido por las direcciones nacionales del PDeCAT y ERC, no así por la de Terrassa en Comú, que habría rechazado de plano dicha incorporación como cabeza de lista. La imposición de un candidato, que gusta a las cúpulas de los dos grandes partidos soberanistas, PDeCAT y ERC, en aras de "ampliar la base", el mantra independentista tras el fracaso del referéndum del 1-O y la posterior DUI frustrada, no ha sentado bien en los grupos municipales, que ven a Ballart como un personaje externo al trabajo realizado en el ámbito local que ni siquiera es independentista.

PDeCAT, contactos informales; ERC y TeC, callan

Preguntadas las tres formaciones por el ofrecimiento de Ballart para encabezar sus candidaturas, tanto ERC con Terrassa en Comú han rechazado realizar comentario alguno sobre la cuestión. Sí ha respondido Miquel Sàmper, líder del PDeCAT en el municipio. Ha admitido "contactos informales" con Ballart desde que éste abandonara la alcaldía junto a cinco ediles por la posición del PSC por la entrada en prisión preventiva de los exmiembro del Govern en Cataluña. "Hemos desayunado juntos porque nos une una buena relación. Pero las bases de nuestra lista en Terrassa se pondrán este fin de semana en el congreso del partido", ha recordado.

Según él, "desconoce" el ofrecimiento de Jordi Ballart para encabezar una eventual candidatura del PDeCAT en la tercera mayor ciudad catalana. ¿Cómo se elaborará la lista? "Con las bases mínimas del respeto a los mandatos del 1-O, 27-O y 21D y la libertad de los presos y el retorno de los exiliados. Con una paridad de salida de al menos el 50% y con equilibrio entre juventud y experiencia", ha agregado.

Cabe recordar que el exdirigente socialista abandonó de forma fulminante el PSC y la alcaldía de Terrassa en noviembre de 2017 tras conocerse el encarcelamiento de ocho exconsellers del Gobierno catalán por su participación en la organización del referéndum ilegal y la DUI abortada en Cataluña. Le sustituyó Alfredo Vega (PSC), que se hizo con la vara de primer edil al ser la fuerza más votada (9 concejales) por delante de Xavier Matilla (TeC), que pese a contar con 11 apoyos, no llegó a la mayoría absoluta.