Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un acto oficial del Colegio Oficial de Ingenieros Navales (COIN) / CG

Las polémicas de Joaquín Coello al frente del Colegio de Ingenieros Navales

El exdecano, que ahora quiere regresar, dejó una gestión controvertida que se suma a sus coqueteos con el nacionalismo catalán

5 min

Son las polémicas de Joaquín Coello al frente del Colegio Oficial de Ingenieros Navales (COIN). El exdecano de la institución profesional arrastra controversias durante su tiempo al timón del organismo (2000-2006), sombras que han aflorado ahora que se postula de nuevo al frente del ente en una suerte de irrupción independentista catalana en la corporación de derecho público. 

El ingeniero, empresario y columnista busca un segundo mandato,y lo hace tras haberse significado por el soberanismo catalán y arrastrando una mochila que no gusta a algunos colegiados de a pie. Lo que es más, los mismos profesionales, que hablan bajo la condición de estricto anonimato, afean a Coello que se haya "concentrado en atacar al actual decano sin importarle desprestigiar al COIN mientras defendía tesis afines al separatismo". 

Moción de censura viciada

Las fuentes consultadas por este medio recuerdan que Coello fue de los mediadores entre Generalitat de Cataluña y Gobierno tras el órdago secesionista en Cataluña de 2017, y que después ha publicado columnas que criticaban el supuesto maltrato nacional a la región. Sus postulados, no obstante, no sublevan tanto como las personas de confianza "que dejó en puestos clave tras marcharse del colegio". 

Estos agentes le ayudaron a "mantener su influencia y decisión", vician la moción de censura que se dirimirá el 5 de julio y, lo que es más, habrían obstaculizado los intentos de sus sucesores de abordar las "decisiones controvertidas" que tomó el equipo de Joaquín Coello cuando éste dirigía la institución o después, cuando había cesado. 

Pérdida de patrimonio

¿Qué cargos son estos? "Se trata de un equipo de confianza en cargos directivos o delegaciones territoriales", explican las mismas fuentes. Aluden a un "control" del COIN, e incluso dan nombres. Apuntan al exdirector de gestión del Colegio, el delegado territorial en Madrid o el exdecano, Luis Vilches, que dirigió la corporación entre 2010 y 2018, años después de la salida del ingeniero catalán

Durante este periodo, precisamente, el ente encajó pérdidas patrimoniales que totallizarían una cuantía cercana a los dos millones de euros. "Son atribuibles al equipo de confianza que dejó Coello tras su marcha", critica un colegiado que prefiere no aportar su nombre. Precisamente, el actual decano --fue elegido en 2018--, José de Lara, trató de impulsar auditorías del COIN, pero los exámenes "fueron frenados" por la red del aspirante a apearle, explican las mismas voces. Por ello, no se llevaron a cabo. 

Nace la moción

Este dato, la evolución operativa y económica del COIN, es mollar en el intento de toma que dirige el ahora columnista afín al nacionalismo catalán. Diversos colegiados vinculan la moción de censura a la posibilidad de que la junta actual "comenzara a descubrir más errores e ilegalidades" durante el mandato de Coello o tras el mismo, cuando personas de su confianza seguían en la estructura. Alegan que estos cargos no solo frenaron las citadas auditorías, sino que "boicotearon la aprobación de cuentas, bloquearon las juntas generales ordinarias o incorporaron a vocales cesados".

¿Con qué fin? "Mantener el control", indican. De hecho, las voces consultadas sitúan el inicio de la moción de censura en septiembre de 2020, cuando se entró la iniciativa "al ver que esa red de control peligraba". Los colegiados fieles al exdecano, pues, buscaron derribar a la junta actual pese a que su aspirante ha atacado al Tribunal Supremo por la sentencia por sedición y malversación por el procés en Cataluña, ha abogado por rehabilitar políticamente al expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont, o ha abonado la tesis del maltrato a la autonomía catalana en el marco nacional.