Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Acto oficial del COIN en el Monasterio de San Lorenzo del Escorial / CG

Intento de asalto 'indepe' al Colegio de Ingenieros Navales

Joaquim Coello lidera un equipo para controlar la escuela nacional pese a sus pronunciamientos secesionistas; la operación se asemeja a la de la Cámara de Comercio de Barcelona

5 min

Alerta entre los ingenieros navales por el intento de asalto independentista al Colegio Oficial de Ingenieros Navales (COIN). Joaquim Coello, expresidente, busca apear al actual decano y hacerse con el timón pese a que la institución es nacional y él ha virado a postulados secesionistas catalanes. 

Lo denuncian fuentes del sector apuntando a una posible repetición de la operación que llevó a los separatistas a controlar la Cámara de Comercio de Barcelona. En esta ocasión, no obstante, el intento de Coello es incluso más hiriente por cuanto el COIN es un organismo de ámbito nacional. 

Moción de censura

El ingeniero naval, también empresario y mediador en la crisis política de 2017 para el expresidente catalán prófugo, Carles Puigdemont, ha presentado una moción de censura para desalojar al actual decano y presidente del COIN, José de Lara. La toma al asalto se dirimirá por los cauces establecidos el próximo 5 de julio. 

Aquella fecha, los colegiados debatirán sobre la conveniencia de tumbar la actual junta del COIN. Ello podría pasar por una simple cuita colegial, pero esconde una arista política. Coello no solo trató de bajar tensiones durante el órdago independentista en Cataluña en 2017. Más recientemente, ha reivindicado a Puigdemont como actor en el tablero político catalán y ha azuzado a Quim Torra a enfrentarse al Gobierno durante la gestión de la pandemia. 

Salida de empresas

El viraje de Joaquim Coello hacia el nacionalismo irredento catalán, confirmado por fuentes cercanas al empresario, quedó plasmado de nuevo negro sobre blanco el 15 de mayo, cuando el también ingeniero jubilado firmó un artículo en La Vanguardia en el que deslizaba que había habido una mano negra tras la fuga de empresas de Cataluña que tuvo lugar durante la dura inestabilidad económica y política que rodeó al desafío secesionista de 2017. 

En la misma pieza, el empresario aseguraba que "el foco desde España sobre Cataluña no ha dejado de crecer. La gran mayoría de las actividades políticas son intervenidas, y las sociales y económicas, criticadas o ridiculizadas…". En el mismo sentido --las relaciones entre la autonomía y el resto del país--, Coello sostenía que "la intervención del Gobierno y del poder judicial sobre el ejecutivo y el legislativo catalán es permanente...". 

Gestión controvertida

El aspirante que ve "daño exterior" en la fiscalización de la Generalitat de Cataluña por parte del Gobierno ya dirigió el Colegio Oficial de Ingenieros Navales. Ocurrió entre 1998 y 2006, y no sin aristas, según indican fuentes conocedoras. Durante su mandato afloraron polémicas como la eliminación de las figuras de control de gestión o la supresión del director técnico y director de gestión. Asimismo, algunos colegiados detectaron "escaso control de las cuentas de la institución" en la misma etapa. 

En el plano político, el intento de irrumpir al frente del Colegio de Ingenieros se asemeja a la operación de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para hacerse con el control de la Cámara de Comercio de Barcelona. El ente cameral cayó a manos de los independentistas en mayo de 2019. Tras ello, el nacionalismo catalán se ha hecho con la Universidad de Barcelona (UB), buscó controlar la patronal de pymes Pimec, sin éxito, e intenta hacer lo propio con el Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). La moción de censura en el COIN busca una éplica de esas operaciones, aunque a escala nacional, lo que significaría entregar a los soberanistas otra caja de resonancia para sus reivindicaciones. 

Este artículo se ha elaborado sin la versión del Colegio Oficial de Ingenieros Navales, que no ha contestado a las preguntas de este medio.