Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' Josep Maria Argimon, con el doctor Joan Vegue, con americana gris / CG

Argimon ratifica a Vegué pese a la polémica destapada por 'Crónica Global'

El 'conseller' de Salud asegura que el controvertido asesor "cuenta con su confianza" y minimiza las reservas del sector sanitario

4 min

El consejero catalán de Salud, Josep Maria Argimon, ha ratificado hoy al presidente del Plan Director de Salud Mental y Adicciones, el doctor Joan Vegué, pese a que su nombramiento ha sublevado a parte del estamento sanitario, por su posible incompatibilidad al tener cargos en el sector privado, como ha recogido Crónica Global en varias entregas

En rueda de prensa, el facultativo ha asegurado que el doctor Vegué "cuenta con su confianza", y ha añadido otro elemento. "Figuraba en el Consejo Asesor [de Salud Mental] desde hacía tres años, cuando yo llegué al cargo. Por ello, no solo cuenta con mi confianza, sino de la de consejeros anteriores", ha dicho. 

 

 

No auditará el concierto

Además de ratificarle en el cargo, pese a que parte del sector sanitario afea que Vegué presida el Consejo Asesor y tenga cargo en el sector privado, Argimon ha defendido la transparencia del contrato del Departamento de Salud con CPB Serveis Salud Mental

Joan Vegué, director del Plan Director de Salud Mental de la Consejería de Salud / Cedida
Joan Vegué, director del Plan Director de Salud Mental de la Consejería de Salud / Cedida

"Todos los contratos de la Consejería se someten al control de Intervención, y como sabe algunos de ellos, una selección al azar, son auditados por la Sindicatura de Cuentas", ha asegurado el conseller

Posible conflicto de interés

Con este razonamiento, el médico nombrado por Junts ha contestado a dos cuestiones. La primera es el posible conflicto de interés de Joan Vegué, al ser el máximo asesor en salud mental de la Consejería y, al mismo tiempo, tener cargos en CPB SSM --concertado-- y otro proveedor privado, TLP Barcelona

Y la segunda, las anomalías en el concierto del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) con CPB, por cuanto parte de los alquileres que paga este proveedor sanitario se ingresan a una inmobiliaria propiedad de la directora general, como reveló este medio

Una clínica 'pirata'

Hay un tercer elemento. La pequeña operativa privada que lidera Vegué hasta ahora ha visitado en una consulta de salud mental ilícita situada en un piso de la familia en pleno Eixample de Barcelona. 

Ello no gusta a sector, que recuerda que cualquier centro asistencial debe ser autorizado por la Dirección General de Regulación y Ordenación Sanitaria. Cabe recordar que este medio preguntó a Ordenación si había dado el visto bueno al despacho-clínica del doctor Vegué. No recibió respuesta. 

Apoyo a Mas

Argimon ratifica a Vegué pese a que desde el sector asistencial catalán se recuerda que apoyó al expresident Artur Mas (CiU) en la previa a los grandes recortes sanitarios en Cataluña. La comunidad aún no se ha recuperado de los efectos de los tijeretazos que se aplicaron a en 2010 a las cuentas públicas. 

Este soporte al expresident convergente no gusta a parte del sector. Subrayan que los ajustes presupuestarios fueron de mucho calado en el sistema asistencial, traduciéndose en pérdida de facultativos y calidad asistencial.