Menú Buscar
Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y de Barcelona Turisme, abomina del bilingüismo / CG

Joan Canadell abomina del bilingüismo: "Es una consecuencia del franquismo"

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona comparte las tesis de la ultraderecha independentista en su respuesta al tuit de una concejala del Front Nacional

02.09.2019 19:34 h.
4 min

La hispanofobia del nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, le lleva al punto de compartir las tesis lingüísticas de la extrema derecha independentista. El candidato aupado por la ANC al frente de dicha institución ha asegurado que "el bilingüismo es una consencuencia del franquismo", en respuesta a un tuit de Sílvia Orriols, la concejala de Ripoll del partido ultranacionalista y xenófobo Front Nacional de Catalunya (FN).

Canadell ha respaldado públicamente en Twitter una afirmación de la dirigente ultra, que este fin de semana publicó un mensaje en el que afirmaba que "hace 150 años, el 95% de la población no sabía castellano" en Cataluña, algo a su modo de ver positivo. Hecho que, acto seguido, le lleva a criticar la "inmersión lingüística", pero con un razonamiento opuesto al de sus detractores por reducir al mínimo la presencia del español en las aulas: "Esto que ahora llaman, tan felices, inmersión lingüística es, en realidad, la castellanización obligatoria de los niños catalanes. Lo que no consiguió el Conde Duque de Olivares lo ha conseguido la Generalitat. Vergüenza", sostiene la edil del FNC.

El presidente de la Cámara de Comercio respaldó y celebró su planteamiento respondiéndole con este comentario: "No es necesario 150 años. Relato de mi madre: antes (de la) guerra civil en La Bisbal d'Empordà, a una persona le llamaban la castellana. Todo el mundo hablaba en catalán, y sólo una sobre 4.600 personas tenía origen y lengua castellana. ¡El bilingüismo es una consecuencia del franquismo!", arguye el dirigente.

Ultranacionalismo y xenofobia

Canadell accedió el pasado mes de mayo a la presidencia de la Cámara de Comercio al frente de la candidatura Eines de País, impulsada por la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), y desde entonces ya ha protagonizado varias polémicas por su nacionalismo exacerbado. Una de las más sonadas ha sido su negativa a responder en castellano las preguntas que le hacen los periodistas en esta lengua. Antes de acceder al cargo, el empresario de la cadena de gasolineras Petrolis Independents se hizo célebre por extravagancias como conducir poniendo una careta del prófugo Carles Puigdemont --al cual admira-- en la cabecera del asiento del acompañante de su coche.

Por lo que respecta al Front Nacional, Orriols juró su cargo como concejala el pasado mes de mayo por "los fueros de 1714" de Cataluña, y su discurso ultra, supremacista, excluyente y xenófobo coincide con el de Vox en muchas cuestiones, como por ejemplo la inmigración, haciendo afirmaciones como que "quien quiera menas, que los acoja en su casa".