Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joan Bonanit, declarando en el Tribunal Supremo durante el juicio del 1-O / CCMA

Joan Bonanit publica sus memorias tras dos años dando las buenas noches a los políticos presos

El autor y la editorial sostienen que el independentismo sufre la represión del "poder español" y que gestos como el de este activista ponen "voz al sentimiento de un país"

2 min

Joan Porras (26 de junio de 1995), más conocido como Joan Bonanit por dar las buenas noches durante meses, megáfono en mano, a los líderes políticos presos en Lledoners por el 1-O, ha decidido que es el momento de contar su historia en un libro: Història d'un crit ('Historia de un grito'). El prólogo corre a cargo del prófugo Carles Puigdemont, mientras que el epílogo es de Blanca Bragulat (pareja del exconseller Jordi Turull) y de Meritxell Lluís (compañera del exconseller Josep Rull).

La presentación de este libro, que le ha llevado un año y medio de preparación, deja claras las intenciones de la editorial (Comanegra) y de su autor. Habla de "deriva represiva del poder español contra el movimiento independentista", de "formas imaginativas de resistencia pacífica" y de la aparición de "símbolos nuevos, a veces personificados en ciudadanos anónimos" como Joan Bonanit.

Puigdemont, el país y la democracia

Según escribe Joan Bonanit, su historia comenzó el 4 de julio del 2018. Y ahora se sube al carro de tantos autores que han publicado libros relacionados con el procés para "explicar de primera mano, con pelos y señales", las anécdotas, emociones e inquietudes vividos en las cercanías de Lledoners durante numerosos anocheres (hasta que los permisos a los presos le dejaron sin trabajo). "Queremos seguir manteniendo vivo el activismo de Lledoners, la lucha de persistencia y solidaridad forjada en estos casi dos años", escribe.

Puigdemont añade su agradecimiento a Joan Bonanit, del que dice que "ha puesto voz al sentimiento de un país que en los dos últimos años ha vivido instantes de compromiso y de orgullo, ha sufrido tristezas y angustia, y asimismo ha mostrado perseverancia y esperanza". Sin olvidar la mención a los "valores democráticos" que, según el expresidente huido, representa este activista.