Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Lluís Alay y Gonzalo Boye, en una imagen de archivo / EFE

El jefe de la oficina de Puigdemont niega haber recibido información reservada de un mosso

Alay alega que no era secreta porque su nombre estaba en un sistema de alertas y fue informado por otras policías en aeropuertos internacionales

Ricard López
3 min

El jefe de la oficina del expresidente catalán fugado Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay, ha negado este lunes que la información que pidió a un agente de los Mossos d'Esquadra sobre si existía una alerta policial vinculada a su nombre fuera reservada, puesto que ya se lo habían comunicado en varios aeropuertos internacionales.

Alay ha declarado este lunes como investigado ante el juez del caso Voloh --sobre el presunto desvío de dinero público para el procés-- en relación con la nueva pieza abierta por las sospechas de que un mosso d'esquadra accedió a facilitarle información reservada antes de un viaje, hecho que también ha acarreado la imputación del agente policial por un delito de revelación de secretos.

El mosso presuntamente respondió a Alay con el pantallazo de una base de datos policial que mostraba que no tenía órdenes de búsqueda ni detención pendientes.

Sólo responde a su abogado Boye

El juez abrió una pieza separada a raíz de un informe de la Guardia Civil sobre el teléfono de Alay, intervenido con motivo de su detención en octubre de 2020, que apuntaba a que un mosso accedió a ficheros policiales, a petición del asesor de Puigdemont, para informarle sobre la existencia de requisitorias o controles relacionados con él. Josep Lluís Alay se ha acogido a su derecho a responder sólo las preguntas de su abogado, Gonzalo Boye.

Boye ha explicado a los medios que el propio Alay supo de la existencia de su nombre en un sistema de alertas policial porque fue informado por parte de la policía en los aeropuertos de Barcelona, Londres, Edimburgo y Washington. "No sabemos dónde está el carácter reservado de una información que se la iban dando en cada aeropuerto", ha dicho el letrado. Asimismo, Boye ha remarcado que incluir a Alay en el sistema de alertas policiales "es ilegal porque no provenía de ningún juzgado".

La defensa de Alay sostiene que la información policial a la que accedió el mosso imputado no era de tipo reservado y que la anotación policial es "ilegal", procedente de "inteligencia policial" y sin el aval de un juzgado.

Por su parte, el agente investigado se ha negado a responder al juez y al fiscal Anticorrupción Fernando Maldonado, mientras su abogado, que también es Gonzalo Boye, no le ha hecho ninguna pregunta.

Alay estuvo investigado por la Audiencia Nacional por ser una de las cuatro personas que acompañaba a Puigdemont cuando fue detenido en marzo de 2018 en Alemania, a raíz de la orden dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.