Menú Buscar
El escritor Javier Cercas, durante una entrevista anterior / EFE

Javier Cercas en 'The New York Times': "El 1-O fue ilegal y un fraude"

El escritor español subraya que el independentismo buscó "legitimar un golpe de estado" con el referéndum ilícito de octubre

3 min

Javier Cercas en The New York Times: "El 1-O fue, además de ilegal, un fraude". El escritor español ha subrayado en una columna en el conocido rotativo estadounidense que el referéndum secesionista de octubre "buscó legitimar un golpe de estado".

En su pieza de opinión, titulada ¿Quién es un español en estos días? y firmada desde Barcelona, Cercas recuerda que la consulta ilícita "carecía de los procedimientos mínimos democráticos y buscaba legitimar un golpe de estado que el Gobierno catalán había puesto en marcha semanas antes".

"Distracción de la corrupción"

El autor de obras como Soldados de Salamina o Anatomía de un instante ha indicado que el independentismo fue "abrazado" en 2012 por un Gobierno catalán "nacionalista y conservador" que creyó conveniente "echarle la culpa a Madrid".

Bajo su punto de vista, el secesionismo de nuevo cuño de la antigua CiU "ayudó a distraer la atención de la asombrosa corrupción en la que se estaban ahogando estos líderes catalanes".

Con lo que respecta a la idea de golpe de estado, Cercas ha insistido que ocurre cuando "el orden legal de una comunidad es anulado y reemplazado por un nuevo orden de una forma ilegítima", un movimiento descrito por el filósofo Hans Kelsen, a quien cita.

"Nacionalismo populista"

El escrito describe el independentismo catalán como "nacionalismo populista" que representa "un problema no sólo para España, sino para la Unión Europea (UE)", ya que genera una "desestabilización" de la unión económica y monetaria.

"Es la consecuencia más peligrosa del nacionalismo populista que dio origen a Donald Trump" como presidente de EEUU y que también derivó en el deseo de la mayoría de votantes del Reino Unido de salir de la UE, ha agregado el escritor.

En el capítulo de soluciones, Cercas opta por una salida federal que ve complicada, ya que "es difícil imaginar que habrá suficientes catalanes que dejarán de creer las toneladas de mentiras que se fabricaron con fondos públicos y se propagaron en favor de la causa independentista".