Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Giró reivindica su independentismo y recuerda el "sufrimiento" de Puigdemont

El consejero de Economía reclama la “cogobernanza” de los fondos europeos y denuncia el déficit fiscal de Cataluña que cifra en “16.000 millones”

4 min

El consejero de Economía, Jaume Giróha asumido con su nuevo cargo toda la mochila independentista. Con un lazo amarillo en la solapa y ante el empresariado catalán que participa en la reunión del Círculo de Economía, ha usado una intervención muy esperada desde el público para medir cuál será el camino que tomará su gestión para reivindicarse como secesionista. Ha pedido un "estado catalán dentro de la Unión Europea” --eso sí, "de forma democrática"-- y ha criticado la situación de "sufrimiento" en la que se encuentra el expresidente huido Carles Puigdemont, a quien ha situado en el "exilio". 

Ha hecho su alegato como apostillo a la conferencia que tenía preparada. En él, también ha incluido a los presos secesionistas que están en la cárcel por la organización del 1-O y la declaración simbólica de independencia. Todo ello, sin hacer referencia a los indultos, el gran debate político que ha marcado las jornadas económicas por excelencia catalanas.

El mantra del déficit fiscal

En cuanto a su intervención, el nuevo consejero de Economía ha pedido la “cogobernanza” de los fondos europeos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la idea de que la Generalitat tiene la capacidad para gestionarlos con celeridad, tras identificar hasta 1.000 proyectos posibles. Y, para ello, el departamento creará una secretaría de asuntos económicos y de gestión de los fondos europeos

Ese ha sido el anuncio, después de asumir toda la reivindicación de los anteriores gobiernos independentistas respecto a la falta de inversiones del Estado en Cataluña o al déficit fiscal. Giró ha recordado que el último estudio sobre esta deuda, de 2016, lo calculó en 16.000 millones, una cifra que repite como un mantra el independentismo para reclamar un estado propio

La Generalitat tratada como "un menor edad"

La idea de Giró es que la Generalitat debe trabajar en dos planos, el táctico y el estratégico. Ahora se trata de "negociar y reclamar" cuestiones como el aumento del objetivo de déficit para 2022 del 0,6% que ha presentado el Gobierno español en Bruselas al 1,1%, que es el que rige para 2021, y que ha permitido a la Generalitat disponer de hasta 2.500 millones de euros adicionales. 

Lo que ha reivindicado Giró, sin embargo, ha ido más allá de esa cuestión. A juicio, a la Generalitat se le trata como a alguien “menor de edad” porque hasta el 81% de lo que ingresa son transferencias del Estado, sin margen para gestionar. Y del presupuesto hasta el 85% son partidas ya definidas, de carácter finalista.

Sus primeros presupuestos

En cualquier caso, se ha mostrado dispuesto a lograr “el máximo consenso” en la elaboración de los próximos presupuestos, que ya serán los de 2022, con el objetivo de centrarlos en “políticas sociales”. Para ello, ha insistido en que se debe ampliar ese objetivo de déficit, y destinar ese mayor margen a “vivienda, educación y sanidad”. 

Giró ha sido preciso, con la intención de ofrecer un mensaje claro, frente al empresariado catalán. Su reivindicación es la misma que la del independentismo en los últimos años, con cuestiones estructurales, como el déficit fiscal, y con el proyecto de fondo de lograr un estado propio, “de forma democrática”.