Menú Buscar
Jaume Collboni, candidato del PSC a alcalde de Barcelona; Laia Bonet (i), número dos, y Albert Batlle (d), número tres / CG

Jaume Collboni 'ficha' a Albert Batlle de número tres en Barcelona

El exdirector de los Mossos d'Esquadra acompañará al aspirante a alcalde y a Laia Bonet en la candidatura de los socialistas

25.03.2019 13:28 h.
5 min

Jaume Collboni ha desvelado hoy lunes un nuevo nombre de su lista electoral. El candidato del PSC a alcalde de Barcelona ha anunciado la incorporación del exdirector de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, como número tres de su lista electoral. Quieren con ello los socialistas enfatizar el "fracaso" de Ada Colau con sus políticas de seguridad y reforzar los planteamientos del partido en este campo.

Batlle acompañará pues a Collboni (1) y a la abogada y tertuliana Laia Bonet (2) en el tridente de salida de los socialistas en las elecciones municipales en la Ciudad Condal. Este último lo hará gracias al acuerdo parlamentario que mantiene el partido a nivel autonómico con Units per Avançar, el partido catalanista que comanda el exconsejero catalán de Interior Ramon Espadaler. ¿Qué contribución hará Batlle a la lista? "Permitirá dar respuesta a la inquietud vecinal sobre la seguridad, a la par que ayudar a cumplir el compromiso que hemos adquirido con la ciudadanía de ampliar la plantilla de la Guardia Urbana en 1.000 agentes de prevención y policía de proximidad", ha subrayado Collboni. En el mismo sentido, el aspirante ha hecho hincapié en la larga "trayectoria" del ex alto cargo, que fue concejal durante 20 años en la capital catalana y, después, desempeñó cargos en las consejerías de Justicia e Interior, donde llegó a director general de Policía.

"Inseguridad que no nos podemos permitir"

El propio Batlle se ha referido a su larga trayectoria en el campo de la seguridad ciudadana y la justicia. "Tengo la misma ilusión que el primer día", ha admitido la que es la última incorporación a la candidatura municipal de Collboni. Tras presentar sus credenciales en política, la persona "propuesta por el propio Espadaler" para la lista de Barcelona, según el cabeza de cartel, ha hecho un diagnóstico de la situación de la seguridad en la segunda mayor ciudad española. "La ciudad no es insegura, pero hay repuntes de inseguridad que no nos podemos permitir", ha alertado.

Laia Bonet (i), Jaume Collboni (c) y Albert Batlle (d), en la presentación en Barcelona el lunes / CG

Laia Bonet (i), Jaume Collboni (c) y Albert Batlle (d), en la presentación en Barcelona el lunes / CG

Bajo su punto de vista, dichos focos de criminalidad e incivismo hay que atajarlos, y ello "no es incompatible con las libertades públicas". En opinión de Batlle, "la seguridad ni es de derechas ni un gobierno municipal se puede permitir recortar recursos en esta materia". Ha añadido Batlle a renglón seguido que estas políticas "protegen también a los más desfavorecidos, pues el espacio público es una prolongación del domicilio". "La seguridad no es de derechas", ha matizado, antes de dejar claro que "en la polémica de los lazos amarillos se deben respetar las resoluciones judiciales y administrativas".

Dimitió meses antes del referéndum del 1-O

Cabe recordar que la incorporación de Batlle es el último golpe de efecto del que fuera también teniente de alcalde durante parte de la legislatura que termina. Collboni se hizo arropar la pasada semana por una plataforma de amplio espectro llamada Compromís per Barcelona. Antes de ello había presentado a la abogada Laia Bonet como su escudera en la candidatura progresista que busca conquistar el gobierno de la urbe tras las elecciones municipales del próximo 26 de mayo.

Con lo que respecta al fichaje del exconcejal socialista en Barcelona (1983-2003) y responsable de Servicios Penitenciarios y director general de Policía (2014-2017) de la Generalitat de Cataluñ, éste asumió el último cargo, precisamente, de la mano del propio Ramon Espadaler. Sucedió al polémico Manel Prat en la estructura política de la policía autonómica, los Mossos d'Esquadra, en 2014. Dejó el cargo el 17 de julio de 2017 en desacuerdo con la planificación del Gobierno catalán del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017. En diciembre de 2018 y ante el juez instructor del sumario del procés, Pablo Llarena, Batlle recordó que abandonó su puesto porque el entonces conseller de Interior, Joaquim Forn, pretendía que los Mossos d'Esquadra "facilitaran" la consulta que fue declarada ilícita por el Tribunal Constitucional.