Menú Buscar
Karl Jacobi, el empresario alemán que criticó a Roger Torrent y aseguró que los políticos independentistas deberían estar en la cárcel por incumplir la ley / CG

Jacobi: “Si tuviera a Puigdemont delante también le desearía la cárcel”

El empresario alemán que criticó a Torrent asegura a ‘Crónica Global’ que no se arrepiente: “No tengo miedo. Quien incumple la ley debe pagar la factura”

07.03.2018 12:52 h.
3 min

No se arrepiente. Karl Jacobi, el empresario alemán que le cantó las cuarenta a Roger Torrent en el Círculo Ecuestre, asegura que volvería actuar de la misma manera, pese a las amenazas de los radicales. “Voto para que todos ustedes vayan a la cárcel”, dijo este directivo afincado en Cataluña desde hace 35 años.

En declaraciones a Crónica Global, Jacobi afirma que si tuviera delante al expresidente Carles Puigdemont "le diría lo mismo. Quien no cumple la ley debe ir a la cárcel": "Hace un tiempo tuvimos una reunión con él y le pregunté que qué había hecho en 30 años para solucionar la situación catalana. Él me respondió que había hecho la autopista de Tarragona”.

“No tengo miedo”, dice. Y está sorprendido por todo el revuelo causado. Explica que ha recibido muchas felicitaciones de empresarios catalanes. “Me han dicho ‘por fin alguien dice lo que pensamos'. No estoy solo. Es el momento de decir la verdad. No sé cuándo tendré otra oportunidad. Tengo una responsabilidad y si estoy convencido de lo que pienso, tengo que dar la cara. Si un político está fuera de la ley, hay que pagar la factura”.

"El mundo espera a que cometamos un fallo"

Advierte de que, en un mundo globalizado, "el resto de los países están esperando que cometamos un fallo". "Y tal como le dije a Torrent, nos están haciendo retroceder a la edad media. Las empresas multinacionales no van a venir a Cataluña, no están locos. Esta gente ha hecho un daño irreversible".

Karl Jacobi, fundador de la empresa de marketing ComVort, con sede en Alella (Barcelona), se confiesa “apasionado” y emocionalmente vinculado a una Cataluña a la que quiere. “La población catalana es muy eficaz, inteligente, tiene iniciativa, sabe trabajar muy bien, pero algunos políticos se aprovechan de la situación y engañan a la población”, denuncia. Asegura que los dirigentes independentistas “no tienen programa, solo piensan en satisfacerse a sí mismos. No han hecho nada por Cataluña”.

Afirma que la Constitución española "es el resultado de la opinión del pueblo. Y un político que no respeta eso, no respeta al pueblo". Su receta para solucionar el conflicto catalán pasa por tres fases. “Primero, que todos cumplan la ley, después diálogo y, tercero, transparencia. Aún así tardaremos años en volver a la situación anterior”.