Menú Buscar
Mariano Rajoy, a su salida de un conocido restaurante de Santa Pola tras la comida de despedida / EFE

El irónico adiós de Rajoy a su 'retiro dorado' de Santa Pola

El expresidente del Gobierno bromeó con su vuelta a la política durante su comida con colaboradores, amigos y cargos locales del PP

19.10.2018 10:30 h.
4 min

Mariano Rajoy ha abandonado ya su destino como registrador de la propiedad de Santa Pola. El expresidente del Gobierno se despidió ayer de sus colaboradores, amigos y conocidos con una comida en un conocido restaurante de esta localidad alicantina, durante la cual hizo gala de su sentido del humor con un curioso comentario.

Rajoy tiró de ironía para dejar abierta la posibilidad de volver a la política en un momento del ágape, al que acudieron otros registradores, notarios y cargos locales y provinciales del PP. En un momento dado, se dirigió a ellos para decirles lo siguiente: "Las puertas para volver están abiertas en cualquier faceta de la vida, en Santa Pola y en otra que es exactamente la que todos ustedes están pensando, pero no piensan", se le oye decir en un audio difundido en la Cadena SER. El ágape fue largo: empezó a las tres de la tarde y acabó hacia las 19.30 horas.

Rajoy, "más cerca de casa"

Una compañera de Rajoy en el registro de la propiedad número 1 de Santa Pola explicó que el expresidente se pasó la mañana recogiendo sus enseres antes de dirigirse al restaurante. Según su testimonio, Rajoy se despidió "contento" porque su nuevo destino, el registro mercantil de Madrid número 5, situado en el número 44 del paseo de la Castellana, le queda "más cerca de casa".

Al salir del local, bien entrada la tarde, Rajoy declinó pronunciarse ante los medios sobre la situación actual de Cataluña y sobre la reunión que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, mantendrá con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners. Rajoy negó que la comida fuera de "despedida" porque "uno nunca se va de los sitios" y "puede volver". "Para mí ha sido un honor estar aquí, en Santa Pola, donde ya estuve hace unos años. Es un lugar magnífico, con una gente estupenda, y hoy he estado con muchos amigos". "Me siento muy feliz", añadió, antes de subir a su coche.

Un centenar de comensales

La comida congregó a un centenar de personas, entre ellas los alcaldes de Orihuela, Emilio Bascuñana, y de Crevillent, César Augusto Asencio, así como el coordinador general del PP en la provincia de Alicante, Rafael Candela.

Rajoy se incorporó el 20 de junio al registro de Santa Pola, apenas cinco días después de renunciar a su escaño en el Congreso tras prosperar la moción de censura de Pedro Sánchez.

Donación

El expresidente popular tenía su plaza en esta localidad de Alicante, aunque durante los últimos 28 años había estado en excedencia y la había ocupado interinamente Francisco Riquelme. Éste último organizó la comida de despedida. Durante la misma, Rajoy anunció que donaba 1.000 euros a la Asociación contra el cáncer de Santa Pola, la misma cantidad que Riquelme.

El traslado de Rajoy a Madrid se resolvió 14 de septiembre aunque se publicó el día 21 de ese mes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), mientras que el 2 de octubre se incluyó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.