Menú Buscar
Artur Mas y Carles Puigdemont, en la clausura del congreso de refundación de CDC.

Interior tumba el nombre y el independentismo de la nueva CDC

El Registro de Partidos rechaza el nomenclátor de Partit Demòcrata Català y las referencias a la independencia de sus estatutos

3 min

El Partit Demòcrata Català (PDC) ha denunciado hoy una "operación política del Ministerio del Interior" tras recibir una notificación del Registro de Partidos en la que rechaza las siglas de la nueva formación y cuestiona los objetivos independentistas que figuran en el preámbulo de sus estatutos, según ha dicho Artur Mas.

"No nos quieren ver ni en pintura, no nos quieren ni inscribir como partido político con mil excusas", ha denunciado el presidente del PDC, Artur Mas, en una rueda de prensa junto con la cúpula de la formación fundada a partir de CDC, en la que se han informado de la respuesta del Ministerio del Interior por el conflicto de las nuevas siglas.

En este contexto, el expresidente catalán ha pedido la solidaridad de la ciudadanía para "enfrentarse a estos poderes muy duros" del Estado y ha asegurado que su partido "se acabará inscribiendo" en el registro con una nueva estrategia "clara" que se definirá la semana que viene.

Las matizaciones del Ministerio

Por su parte, el Ministerio del Interior ha emitido un comunicado en el que precisa que el Registro de Partidos "no ha denegado la inscripción del Partit Demòcrata Català", sino que se limitó, el pasado 30 de agosto, a requerir a los solicitantes que subsanasen "los numerosos defectos formales que se han encontrado en los estatutos presentados. Se trata, por lo tanto, de una actuación de trámite, no de la resolución del expediente". Detalla que "varios de los partidos afectados por la similitud en la denominación o en las siglas propuestas (Demòcrates de Catalunya (Demócrates), Partit Demócrata de Catalunya y Plataforma Democràtica de Catalunya) se dirigieron al Registro haciendo constar su oposición a que dicha denominación fuese registrada".

Asimismo, respecto al supuesto incumplimiento de la Ley de Partidos, precisa que "los fines perseguidos por el partido no forman parte de dicho requerimiento, habiéndosele advertido simplemente de que el no sometimiento al ordenamiento jurídico para la consecución de dichos fines podría ser contrario al artículo 6 de la Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos".