Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El centro cultural Fabra i Coats de Barcelona, que gestionará Inipro, investigada por presunta corrupción / CG

Badia avala el polémico contrato de Fabra i Coats a Inipro

El concejal de Presidencia justifica la adjudicación del centro cultural a la firma, investigada por corrupción, por la "falta de herramientas" municipales

3 min

Eloi Badia ha avalado hoy miércoles, 17 de enero, la adjudicación de la gestión del centro cultural Fabra i Coats de Barcelona a Inipro, una empresa investigada por corrupción. El edil de Presidencia, Agua y Energía ha justificado la contrata por la "falta de herramientas" del ayuntamiento para excluir de licitaciones a firmas implicadas en procesos judiciales.

En el marco de la Comisión de Presidencia, Badia se ha escudado en que la "nueva ley de contratación pública no incorpora cláusulas que permitan a los ayuntamientos evitar estas situaciones".

El electo también se ha referido a empresas implicadas en otros casos de corrupción aún sub judice para justificar que Inipro gestione el mayor centro cultural de Barcelona durante dos años, con un presupuesto de más de 414.000 euros.

"Amiguismos"

En un doble intento de revisar la contrata, Ciudadanos y el PP han tratado en vano de cambiar la posición municipal. El representante del partido naranja ha recordado que la formación tiene como pilar de actuación "acabar con las adjudicaciones a empresas de amigos" y la lucha contra la corrupción.

Un electo del partido que comanda Carina Mejías en el consistorio ha agregado que Inipro se ha llevado 1,7 millones de euros en contratos durante el mandato de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona.

La propuesta de Cs no ha prosperado por los votos contrarios de BComú y PSC y la abstención del Grupo Demócrata, ERC y Gerard Ardanuy, el concejal no adscrito.

"Incoherencia"

Por su parte, Xavier Mulleras, representante del PP, ha tildado de "incoherencia" el contrato público con Inipro para la gestión de parte de Fabra i Coats, la fábrica de la innovación de Barcelona.

En una pregunta al gobierno, Mulleras ha recordado las cantidades adjudicadas a la empresa investigada en el caso homónimo en Tarragona y Viladecans. También se ha inquirido en público si el contrato "contradice el código ético de BComú".

"¿Este contrato público es coherente con la política de transparencia que pregonó Ada Colau cuando tomó posesión como alcaldesa?", ha remachado.