Menú Buscar
Ada Colau (d), alcaldesa de Barcelona, visitando la fábrica de Nissan

Colau asigna un contrato 'a dedo' a una empresa salpicada por corrupción

Una concejalía de Barcelona en Comú premia a Inipro, señalada en el caso homónimo: la riega con 77.000 euros sin concurso en plena pandemia

5 min

Un nuevo contrato. Y, de nuevo, sin concurso. El Ayuntamiento de Barcelona, que comanda la alcaldesa Ada Colau, ha vuelto a confiar en una empresa salpicada por la corrupción política. El gobierno municipal ha asignado un contrato  de 77.000 euros sin concurso a Iniciatives i Programes SL (Inipro), señalada en el caso Inipro de contratación irregular en Tarragona. El proceso ya ha sido enviado a juicio, con el exalcalde socialista de la capital provincial, Josep Fèlix Ballesteros, como principal imputado.

Ello no ha sido óbice para que el Ayuntamiento inyecte de nuevo dinero público en Inipro. ¿Cuánto? 77.277 euros con un contrato por el Servicio de Adolescentes y Familias del área de Servicios Sociales, que pende de Gemma Tarafa (Barcelona en Comú). En este caso hay dos particularidades: se trata de la primera contrata pública que gana Inipro en la Ciudad Condal en 2020. Y, además, lo hace en pleno estado de alarma por la pandemia, por lo que ha esquivado el concurso público.

Ayuntamiento: "Contrato ceñido a ley"

Planteada la cuestión a fuentes municipales, éstas han respondido a este medio que "cualquier proceso de contratación pública del Ayuntamiento de Barcelona se adapta siempre a la legislación vigente". Ello es así, aunque hay matices. Inipro es un contratista habitual del segundo mayor consistorio de España. Tanto es así que en los últimos cuatro años se ha llevado cerca de 27 millones de euros en más de 800 contratos, la mayoría menores, por parte del Ejecutivo local, tal y como denunció Ciudadanos en el pleno municipal de febrero.

En aquella sesión, la formación que capitanea Luz Guilarte presentó una propuesta de resolución para excluir de la contratación menor a las empresas investigadas por corrupción. La electa citó a Inipro como "caso paradigmático" de esta práctica, pues la empresa está siendo investigada en Tarragona, sí, pero también en Viladecans, por presuntos vínculos con la corrupción política. La iniciativa del partido naranja recabó los votos de este partido, PP y Barcelona pel Canvi, pero fue rechazada con los noes de Barcelona en Comú, PSC y ERC. Junts per Catalunya se abstuvo. 

El 'caso Inipro', a juicio

Aquella votación tuvo lugar 18 meses después de que el juez concluyera tras cinco años la instrucción del caso Inipro, confirmara las imputaciones de políticos, técnicos y directivos y lo dejara todo preparado para el juicio oral. Antes, se interpuso recurso ante la Audiencia Provincial de Barcelona por parte de los acusados, un escollo que aún no se ha sorteado. Pero, ¿qué es este procedimiento? El titular de la sala de Instrucción número 1 de Tarragona ve indicios de delito por parte de ex altos cargos del Ayuntamiento de Tarragona, empezando por su antiguo alcalde Ballesteros, para favorecer a una empresa considerada "afín". Con dinero del área de servicios sociales.

Cree el magistrado que hay mimbres para procesar a 15 personas, incluyendo antiguos cargos municipales y técnicos por diversos delitos, incluyendo soborno, falsedad documental, malversación y tráfico de influencias. Según la última interlocutoria del juez de agosto de 2018, los imputados participaron en un circuito cerrado que benefició de la empresa y del partido que gobernaba la ciudad. En plenas pesquisas por aquel caso, no obstante, Inipro continuó arañando grandes contratos en diversas ciudades. En la Ciudad Condal se hizo con la gestión de Fabra i Coats, la mayor fábrica de creación cultural y empresarial de la ciudad. Fue uno de los muchos contratos, hasta 800, que ha adjudicado BComú a Inipro desde que gobierna la capital catalana.

Esta información se ha elaborado sin la versión de Iniciatives i Programes SL, que no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio.

Destacadas en Política