Menú Buscar
Registro policial en la sede de Infraestructures.cat, la empresa pública que centró buena parte del 'caso 3%' / Dolça Catalunya

La empresa-epicentro del 'caso 3%' engrosa su personal

Infraestructures.cat, investigada por amañar contratos para financiar a la antigua CDC, incrementa su plantilla un 14% en un año

19.11.2018 09:02 h.
5 min

La empresa-epicentro del caso 3% engrosa su capítulo de personal. Infraestructures.cat, investigada por presuntos amaños de contratos públicos ilícitos para financiar a la antigua CDC, hoy PDeCAT, ha incrementado un 14% su plantilla en un año, cerrando 19 fichajes y pasando a una base laboral de 154 personas.

Según ha informado Expansión, la sociedad pública que comanda Joan Jaume Oms y que depende de ERC ha aumentado su volumen de empleados gracias al ajuste de salarios de la alta dirección y de los mandos intermedios que acometió en 2016. Aquel ejercicio, la mercantil 100% pública rebajó los sueldos de sus directivos por una cuantía total de 535.000 euros. Asimismo, fusionó la dirección general y la presidencia en una única persona. Los movimientos se produjeron después de la detención de Josep Antoni Rosell, el exdirector general de la firma, que fue arrestado e imputado cuando por los amaños, que él mismo admitió en sede judicial en junio de 2017, cuando la sociedad se llamaba Gisa

Los desvíos en obra pública se sitúan en el 5%

Según ha indicado el actual presidente de la empresa pública, las desviaciones medias del precio final de la obra pública en Cataluña se sitúan actualmente un 5% por encima del importe de adjudicación. Ello supone una rebaja del 16% medio anotado entre el periodo 2009-2017. El guarismo se encuentra dentro de los límites legales y no rebasa el umbral fijado por Infraestructures.cat, que se sitúa en el 10% del presupuesto de las contratas. La empresa considera este decremento un éxito, ya que consignaría que se producen menos pujas temerarias en obra pública en la región.

Joan Jaume Oms, presidente y consejero delegado de Infraestructures.cat / CG

Joan Jaume Oms, presidente y consejero delegado de Infraestructures.cat / CG

Lo atribuye la empresa que fue el epicentro de la financiación irregular de la antigua CDC al destierro de prácticas dudosas como las mordidas de los partidos políticos, la paralización de algunas intervenciones de calado –como la nueva Estación de La Sagrera de Barcelona– y el desistimiento de algunas constructoras en obras del AVE tras haber pujado un 50% por debajo del presupuesto inicial de licitación. En el nuevo escenario, las bajas medias de las constructoras han bajado ligeramente hasta un 16%.

Ahorro en la empresa pública

Este nuevo tablero de juego en las infraestructuras catalanas ha permitido que la Generalitat de Cataluña se ahorre un 12,1% de lo pagado sobre el precio que salen a concurso las actuaciones. Esta rebaja se explica por la caída del precio de las licitaciones y el ajuste de las desviaciones sobre obra pública adjudicada. La cifra contrasta con la anotada en el último gran ejercicio de adjudicaciones en Cataluña, el ejercicio 2010, cuando las desviaciones en las contratas alcanzaron el 18%, pese a que se formalizaban con descuentos de hasta el 14%. Todo ello causaba que las obras costaran al Govern un 2,5% más de lo calculado cuando se licitaron.

La nueva política interna imprimida por Joan Jaume Oms en Infraestructures.cat lleva aparejada su colaboración con la justicia en la investigación del caso 3%, que investiga el papel de la antaño denominada Gisa en la causa que investiga las mordidas que vehiculó esta empresa en favor de CDC. El directivo, un hombre de confianza del presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha querido trazar una clara línea entre su gestión actual y la que investiga la Audiencia Nacional. El tribunal especial asumió el caso después de que se inhibiera el juzgado de El Vendrell en febrero. En la misma están siendo investigados, además de Rosell, exdirector general de Infraestructures.cat, Joan Lluís Quer, expresidente de Gisa.