Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La mujer del presidente Jordi Pujol, Marta Ferrusola / EFE

Un informe forense certifica la demencia de Marta Ferrusola

La matriarca del clan, más cerca de quedar exonerada del 'caso Pujol' por su "incapacidad para comprender y actuar de forma adecuada a las circunstancias que la rodean"

4 min

La forense requerida por la Audiencia Nacional para realizar un reconocimiento médico de Marta Ferrusola ha certificado que la esposa del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol padece demencia.

El análisis, solicitado por el juez Santiago Pedraz, titular del Juzgado de Instrucción número 5, avala los informes presentados por la defensa, y allana el camino para que la matriarca del clan quede exonerada del caso Pujol, cuya investigación sigue abierta.

"Incapaz de comprender"

El informe forense ha concluido que Ferrusola, de 85 años, presenta un "deterioro cognitivo tipo alzhéimer moderadamente grave de cinco años de evolución". "Dicha patología conlleva limitaciones tanto a nivel físico (dificultad psicomotriz) como a nivel cognitivo (incapacidad para analizar, evaluar, comprender y actuar de forma adecuada a las circunstancias que la rodean)", añade el diagnóstico, fechado el 3 de marzo.

Y concluye: "Tras el reconocimiento llevado a cabo sobre la informada, en opinión de esta perito, actualmente esta no reúne las condiciones psíquicas mínimas necesarias para prestar declaración".

A petición de la defensa

Previamente al reconocimiento ordenado por el juzgado, la defensa había presentado tres informes médicos que acreditarían su demencia. El primero de los informes se remontaba a agosto de 2018. En él, el Servicio de Neurología del Hospital de Sant Pau de Barcelona diagnosticó a la matriarca del clan Pujol un "deterioro cognitivo con perfil amnésico-hipocampal, con inicial afectación funcional (IDDD 53) y componente de anosognosia, compatible con un proceso neurodegenerativo inicial (E. de alzhéimer, GDS 4)". En noviembre de 2019, otro informe de la misma unidad indicaba que "persiste la pérdida de memoria y deterioro cognitivo" y que "requiere ayuda para orientarse, buscar objetos, pagar en una tienda y muestra menos interés en leer".

Un tercer documento del 3 de febrero de 2021, también del Servicio de Neurología de Sant Pau, indicaba que "durante el seguimiento" realizado a Ferrusola --de 85 años de edad-- "se ha observado un curso lentamente progresivo consistente con esta enfermedad". "Actualmente, debido a su demencia de base y a las lesiones cerebrales causadas por el politraumatismo [en referencia a un accidente doméstico el pasado mes de agosto], la paciente no tiene capacidad de juicio ni la toma de decisiones conservadas", añadía. Con base en estos informes, la defensa de Ferrusola --que recientemente estuvo confinada por contraer el Covid-19-- pidió a la Audiencia Nacional el examen forense de su patrocinada --que ahora se ha recibido-- para "verificar la concurrencia sobrevenida expuesta y el correlativo archivo de la causa".

El proceso a la familia Pujol

El procesamiento del matrimonio Pujol y de sus siete hijos fue acordado en julio pasado con las acusaciones de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública y falsedad documental por "obtener multimillonarios beneficios ilícitos mediante actividades falsarias y corruptas". La instrucción judicial consideró acreditado que los Pujol Ferrusola aprovecharon su posición privilegiada de ascendencia en la vida política, social y económica catalana durante decenios "para acumular un patrimonio desmedido, directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas". 

Todo apunta a que, tras este informe forense, la matriarca del clan quedará finalmente exonerada del caso por padecer demencia.