Menú Buscar
Un joven ataviado con pegatinas independentistas, tras realizar su trámite en Badalona el 12-O / CG

Los 'indepes' se van de trámites a Badalona

Poca afluencia de ciudadanos y una puesta en escena calculada en la apertura del ayuntamiento catalán el 12-O

12.10.2016 12:11 h.
4 min

Los 'indepes' se van a hacer instancias a Badalona. La tercera ciudad más poblada de Cataluña (215.654 habitantes el 2015) ha visto abrir a su ayuntamiento el 12 de octubre, Día del Pilar y Festividad de la Hispanidad. Al consistorio apenas han acudido ciudadanos, y los que lo han hecho rezumaban más fervor ideológico que voluntad de rellenar formularios. En el exterior, el equipo de gobierno de Guanyem Badalona (CUP), ERC, PSC e ICV se ha arropado por un centenar de fieles.

"Vamos a tener otro bebé. Hemos venido a informarnos de los trámites necesarios para recibir ayuda municipal", explicaba Álex Cardona tras salir de las dependencias municipales. ¿Quién le atendió? "Ningún trabajador. Fue Eulàlia Sabater, teniente de Alcalde de Badalona Educadora", ha precisado el vecino. 

"No hay riesgo para los trabajadores"

Mientras un discreto degoteo de ciudadanos convencidos entraba en el edificio, el equipo de gobierno dejaba claro quién ha desobedecido. "No hay empleados municipales. Sólo la Guardia Urbana de la entrada, que trabajaría igualmente. Es una decisión del equipo de gobierno", precisaba Oriol Lladó (ERC), alcalde accidental de Badalona por viaje de la titular, Dolors Sabaté, a Colombia.

Lladó y el resto de los seis ediles que han desobedecido la resolución interlocutoria del juzgado Contencioso-Administrativo número 14 deberán responder más preguntas. Lo harán el jueves, ante el mismo juez que dictó el cierre cautelar del consistorio. Un cierre que no han incumplido.

"Iremos a defender la libertad de ejercer la acción política. Es un derecho como cargos electos, pero a estas alturas tenemos poca confianza en la justicia", ha indicado Josep Téllez, tercer teniente de Alcalde y el hombre que ha desgarrado el auto judicial.

Badalona, un plató...

Pese a las explicaciones de Téllez, Lladó y la concejal Fátima Taleb, el ahínco por trabajar el 12-O en Badalona tenía algo de calculado. En el exterior de la oficina de trámites ciudadanos, el soberanismo ha mostrado músculo. Estaban el exportavoz de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, la diputada Mireia Boya y cargos de Òmnium y la ANC.

Jóvenes con aspecto radical entraban y salían del consistorio, en un arrebato inusitado por rellenar instancias. "No creo que se deba celebrar nada el 12 de octubre. Es la celebración de un genocidio", decía uno de ellos ante una multitud de cámaras.

...en una ciudad dividida

El repentino ímpetu funcionarial de Badalona ha sido recibido con división en las calles. Algunos ciudadanos, como José Pascual, veían la decisión política con indiferencia. "Si es un festivo, ¿por qué abren? Yo creo que se trata de una provocación", ha señalado tras observar la espontánea concentración ciudadana.

Más atemperada se mostraba Patricia, una joven que lucía una bandera española ante la concentración 'indepe'. "Yo daría la libertad de trabajar o no. Que cada uno decida. Pero yo celebraré el 12 de octubre todo el día. Es mi fiesta", ha aseverado.

Los concentrados miraban a Patricia y otros ciudadanos que han lucido banderas bicolores con desdén --"Tú tendrías que celebrar otra fiesta", le ha espetado una--. No se han lamentado incidentes, salvo insultos entre partidarios y detractores de la acción a última hora de la jornada. Badalona era un plató y no convenían órdagos indeseados.