Menú Buscar
Sant Jordi transforma Rambla Catalunya de Barcelona en una gigantesca librería al aire libre.

Los independentistas zarandean a Sant Jordi

ERC y PDECat no se aclaran: han votado en contra y a favor de que la fiesta sea patrimonio inmaterial de la humanidad

19.03.2017 00:00 h.
2 min

¿La Diada del 11 de septiembre o un Sant Jordi del 23 de abril? Hace años que existe un debate político en torno a cuál es la fiesta que representa a todos los catalanes. Y desde que la Diada –elegida fiesta oficial de la comunidad catalana porque conmemora la guerra de sucesión de 1714-- comenzó a ser instrumentalizada por los partidos independentistas, la festividad del 23 de abril, cuyos símbolos son la rosa y el libro, gana enteros como jornada aglutinadora. Esta circunstancia parece poner nerviosos a las formaciones secesionistas, que acaban de protagonizar un surrealista posicionamiento sobre la festividad de Sant Jordi

En junio de 2016, la diputada de Ciudadanos Susana Beltrán presentó en la Comisión de Cultura del Parlamento catalán una propuesta de resolución con tres puntos. El primero proponía apoyar Sant Jordi como la fiesta de todos los catalanes, mientras que los otros dos instaba a hacer todas las gestiones necesarias para que, a través del Gobierno, se propusiera que esta festividad sea declarada por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad. La iniciativa fue rechazada porque Junts pel Sí (PDEcat-ERC), CSQP y la CUP votaron en contra. A las formaciones independentistas no agradó la referencia al Gobierno de España, pese a que es el que tiene la competencia para impulsar ese reconocimiento ante la Unesco.

Reconocimiento internacional

Curiosamente, tanto PDECat como ERC votaron a favor de una propuesta favorable a ese reconocimiento internacional prácticamente idéntica presentada meses después en el Congreso y que fue aprobada por unanimidad.

Ante este cambio de voto, la diputada de Ciudadanos volvió a presentar la misma iniciativa, en esta ocasión prescindiendo del primer punto que proponía la festividad de Sant Jordi como fiesta de todos los catalanes. En ese caso, los independentistas sí votaron a favor y la propuesta de resolución fue aprobada. “Los diputados de JxS saben que los puntos de las iniciativas se pueden votar por separado. Podríamos haber ganado tiempo”, comenta Susana Beltran.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información