Menú Buscar
Ataque a la sede del PSC de Terrassa / @PSCTerrassa

Independentistas violentos atacan una sede del PSC con militantes reunidos dentro

Casi a la misma hora del acto vandálico en Terrassa, otro grupo de exaltados intentó boicotear un evento de los socialistas en Esparreguera

24.10.2019 21:45 h.
3 min

Nuevo ataque a sedes de partidos no independentistas en Cataluña. Esta vez ha sido en la localidad barcelonesa de Terrassa, donde un grupo de exaltados ha atacado el local del PSC, con el agravante de que, en esta ocasión, lo han hecho cuando sus miembros estaban reunidos dentro.

El acto vandálico ha sido denunciado por el propio partido, mostrando fotos de cómo los secesionistas violentos han dejado su sede: lanzando pintura verde a su interior y sus fachadas y cristaleras, y pegando carteles contra el artículo 155 de la Constitución y del denominado Tsunami Democràtic, con la inscripción "esta empresa (sic) financia la represión".

"Han intentado entrar, pero los hemos frenado"

Los militantes socialistas que se encontraban en el interior del local en ese momento han explicado incluso que los vándalos "han intentado entrar, pero los hemos podido frenar".

Un ataque que se suma a la larga lista sufrida por los partidos constitucionalistas, especialmente en los dos últimos años --esta misma semana, se produjo otro, con lanzamiento de basuras, a la sede del PSC en Reus--. "Estamos llegando a un clima insostenible", lamentan.

La agresión ha sido denunciada por dirigentes socialistas como el secretario de Organización, Salvador Illa, que en sus redes sociales ha hecho un llamamiento "por una Cataluña de todos, donde todas las opciones sean escuchadas y respetadas. De aquí no nos moverán".

Boicot a un acto en Esparreguera

Casi a la misma hora, en la localidad barcelonesa de Esparreguera, una cincuentena de manifestantes independentistas se han concentrado a las puertas del local donde se celebraba un acto del PSC, y varios ellos han intentado boicotearlo entrando al edificio y ocupando la sala donde debía celebrarse. El acto, que contaba con la participación del alcalde socialista del municipio, Eudard Rivas, y la diputada en el Congreso, Sònia Guerra, se ha demorado unos 20 minutos por la presencia de los exaltados, que hacían sonar pitos y golpeaban cacerolas mientras gritaban consignas como "libertad presos políticos" en la sala de actos de Can Pasqual.

Los manifestantes han continuado su protesta en la calle mientras que, al arrancar el acto, la diputada del PSC ha criticado a los independentistas por atacar la libertad de expresión: "En lugar de un puente para ese diálogo que los socialistas estamos pidiendo, nos encontramos con gente que ocupa la sala, que silba y que nos impide aquello que ellos reivindican. Una libertad de expresión que es única y exclusivamente su libertad de expresión", ha denunciado.