Menú Buscar

Independentistas prenden fuego a la "mesa de diálogo" y a la policía en los Carnavales

Un grupo de exaltados quemó una pira con representaciones de agentes en Ribes de Freser ante decenas de niños, mientras en Vilanova se simuló la lapidación de otro

5 min

La ira del independentismo radical no da tregua ni siquiera en Carnaval. La politización de los espacios públicos por parte del nacionalismo catalán es una constante en los últimos años y este fin de semana hemos tenido varios ejemplos de ello con motivo de esta festividad popular. 

Uno de los casos más sonados, sin duda, fue el aquelarre patriótico montado en la localidad gerundense de Ribes de Freser, donde un grupo de exaltados prendió fuego a una pira en la que aparecían representados, en forma de muñeco, agentes de los antidisturbios de la Policía, la Guardia Civil y los Mossos, además de la figura de un paracaidista que representaba al militar que se quedó colgado de una farola durante el último desfile realizado en Madrid.

Numerosos niños entre el público

La cosa no quedó ahí, pues el montaje se sostenía sobre un container en la que se leía la inscripción "Mesa de diálogo".

Todo ello fue quemado a plena luz del día, ante decenas de niños entre el público asistente, y en el centro de una plaza de esta pequeña localidad pireinaica gobernada por la docente postconvergente Mònica Sanjaume.

Lapidación en Vilanova y quema del rey en Lleida

Esta performance nacionalista recordó a otra similar vivida en la localidad de Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Allí, también de día y en otra céntrica plaza, otro grupo de radicales nacionalistas --la mayoría de ellos, encapuchados y con la cara tapada-- simuló la lapidación de un policía municipal lanzando objetos contra un muñeco vestido como un agente, para jolgorio de las decenas de asistentes al acto de este municipio gobernado por el tripartito independentista ERC-JxCat-CUP.

Actos a los que se suman otros como la quema de una imagen del Rey Felipe VI en el Carnaval de Lleida. Allí, los ultras simularon un juicio al monarca, al que insultaron y acusaron, entre otras cuestiones, de odiar a Cataluña y de "saltarse la ley". En este caso, el aquelarre se realizó delante de la comisaría de la Policía Nacional y ante la pasividad de la policía municipal de esta ciudad gobernada por ERC.

Nueva agresión en la Meridiana

Las burlas hacia la monarquía y los disfraces de los diversos cuerpos policiales o del Ejército fueron recurrentes a lo largo y ancho de Cataluña. En el corte de la Meridiana, por ejemplo, unos cuantos del medio centenar de manifestantes independentistas que cada noche cortan esta importante vía de acceso a Barcelona con el consentimiento y la complicidad de la Generalitat se disfrazaron de agentes armados con porras para simular que golpeaban a los concentrados.

Cebe recordar que, en poco más una semana, en esta avenida barcelonesa se han producido dos agresiones: una al periodista de Enoticies Xavier Rius, por el simple hecho de querer informar desde el lugar; y el asedio a un fotoperiodista, colaborador del diario Ara, al que un grupo de cinco o seis radicales asaltó para quitarle el móvil y borrar sin su consentimiento las imágenes que estaba grabando a distancia.