Menú Buscar
Vandalismo en la sede del PSC de Martorell (Barcelona) / CG

Los independentistas impiden que el Parlament condene el vandalismo político

El texto, propuesto por PSC y PP, ha contado con el apoyo de Ciudadanos y Catalunya en Comú

2 min

Junts per Catalunya, ERC y CUP han hecho valer sus votos para impedir que el Parlament condene los actos vandálicos contra sedes y cargos políticos, así como los episodios de violencia registrados en las últimas manifestaciones convocadas en Cataluña en protesta por la detención u encarcelamiento de Carles Puigdemont.

El texto, transaccionado entre PSC y PP, decía textualmente: "El Parlamento de Cataluña condena los actos vandálicos contra sedes de partidos políticos, los insultos, amenazas, agresiones o el acoso contra grupos e individuos, entre ellos muchos cargos electos, frecuentes en Cataluña". Asimismo se rechazaban "los actos vandálicos o violentos que se han producido en concentraciones y manifestaciones celebradas en los últimos meses en Cataluña".

Diálogo y reconciliación

Este párrafo, incluido en la propuesta de resolución del PSC a favor del diálogo y la reconciliación, ha sido rechazado por 63 vots a favor (Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú y PPC) y 68 en contra (JxCAT, ERC y CUP).

La iniciativa forma parte de las propuestas de resolución presentadas por los grupos parlamentarios en el pleno extraordinario celebrado hoy, en donde sí ha prosperado el escrito de los separatistas en el que se reconoce el derecho de Puigdemont a ser candidato a la presidencia de la Generalitat.