Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Interior del Blue Night, uno de los clubes de cariz sexual para adultos de Barcelona / CG

Los independentistas provocan un 'gatillazo' a la industria del sexo

Caídas de hasta el 50% en el ocio para adultos en Barcelona por la tensión política en Cataluña

4 min

Los independentistas provocan un gatillazo a la industria del sexo. Los operadores de ocio para adultos de Barcelona alertan de una caída de afluencia de clientes de hasta el 50% por la tensión política en Cataluña.

Uno de los más perjudicados es la icónica sala Bagdad. El local de espectáculos pornográficos situado junto a la avenida del Paral·lel de la ciudad admite que lleva "15 días con una caída brutal de público".

Lo achaca a "las manifestaciones y a la tensión que se transmite en el exterior, que convence a los turistas de que no deben salir a la calle". Juani de Lucía, gerente, subraya que el público internacional copa el 80% de la caja en los días laborables.

Dicha exposición al mercado exterior, junto a la tensión tras el 1-O, "ha perjudicado al local".

"Nadie hace nada"

La efervescencia social por el pulso secesionista también se ha notado en Dollhouse Barcelona. El club de estriptís por excelencia de la zona alta de Barcelona reconoce que ha perdido "hasta un 30% de clientes" desde la consulta ilícita.

"Cuando no es una cosa es otra. O manifestaciones o huelgas. Todo son días anormales. Y claro, ello se nota en el negocio", explican desde la dirección.

"Es una regla de oro. Si tú eres un extranjero y quieres viajar a un lugar para visitarlo y pasar un buen rato, ¿por qué optar por Barcelona si hay problemas continuos en la calle? Elegirás otro sitio", han concluido las mismas voces.

"Hasta un 20% menos de visitas"

Otra de las voces autorizadas en el negocio del ocio para adultos en Barcelona es SexoMercado. El portal, que se centra en pisos en los que se ofrece el relax legal, indica que "el patrón de visitas ha cambiado desde el pasado 1 de octubre". "Hay días en los que notamos caídas de hasta el 20% del tráfico", han aseverado.

"El nuestro es un portal para informarse y planificar. Si hay problemas en la retirada de efectivo en los bancos, si hay inseguridad laboral o en las empresas hay más estrés, los navegantes no encontrarán esas dos horas para sacar dinero y consumir sexo", explican.

¿Hay impacto también sobre los pisos y las trabajadoras sexuales? "Sí. Algún piso de masajes ya nos ha informado de que han perdido altos porcentajes de clientes. Con respecto a ellas, aún es pronto. Durante la crisis sí que las prostitutas tenían menos incentivos para venir a Barcelona", han remachado.

"Todo en orden"

Por el contrario, desde uno de los operadores más conocidos de intermediación de servicios sexuales de Barcelona niegan tal efecto. "El mercado no tiene nunca un equilibrio. Un día no funciona y al siguiente tienes un pico inusual de visitas", han relatado.

Según una portavoz del grupo, "habrá que esperar al cierre del mes para evaluar las consecuencias de las algaradas callejeras". "Por lo pronto, nosotros seguimos con nuestro crecimiento", ha confirmado desde el anonimato.

"Con una parte importante de cliente nacional, el negocio no pasa por ningún bache importante. Al contrario. Se ha notado algún efecto que no podemos explicar", han concluido.

Destacadas en Política