Menú Buscar
Independentistas llenan de jabón la fuente de plaza de Espanya / EFE

Independentistas 'armados' con Fairy toman plaza de Espanya

Cerca de 2.000 personas secundan la convocatoria de los CDR y protestan, por noveno día consecutivo, contra la sentencia del 'procés'

23.10.2019 00:00 h.
5 min

Fairy y cortes de tráfico en la novena jornada de protestas tras la condena a los líderes del procés, que culmina sin altercados. Cerca de 2.000 personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado este martes en plaza de Espanya en rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo. Como de costumbre, mayoría de estudiantes entre los asistentes, aunque a la convocatoria de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), han acudido personas de todas las edades.

El uso de esta marca de lavaplatos trata de ironzar sobre la declaración del exdelegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo en el juicio del 1-O, donde afirmó que durante el referéndum algunos votantes derramaron jabón líquido en los colegios para hacer resbalar a la policía.

"Viva España"

Entre los que se han manifestado este martes no han faltado curiosos o catalanes hartos del movimiento independentista, como un hombre de mediana edad que, al encontrarse el tráfico cortado, ha comenzado a maldecir. Aunque el único momento tenso de la protesta lo han protagonizado dos jóvenes --chica y chico-- que han celebrado la condena ante los concentrados. “13 años por sedición. Y más les tenían que haber caído. Viva España”, ha gritado él. Los soberanistas han hecho un llamamiento a la calma y a ignorar a los “provocadores”, que se han marchado sin mayores incidentes.

A medida que ha comenzado a llenarse la plaza --la gente ha tomado la carretera de manera espontánea, obligando a los agentes de la Urbana a redirigir el tráfico--, los manifestantes más jóvenes --y algunos ya entrados en años-- se han dirigido hacia la fuente que decora la rotonda para vaciar botellas de jabón. Sí, así sin marca porque, como ha señalado uno de los allí presentes, “el Fairy es muy caro”. Paraguas para menear el agua y crear espuma para acompañar los cánticos habituales: “Libertad presos políticos”, “Buch dimisión” --tras la actuación de los Mossos d'Esquadra durante los disturbios la pasada semana--, “independencia” o "no hay jabón para tanta mierda". Todo ello con nula presencia de agentes, a pesar de la cercanía de una comisaría de la policía autonómica.

Menor intensidad

Aunque la animadora del megáfono ha hecho su aparición --ya conocida por su presencia en otras protestas durante la pasada semana-- y, tras subirse a la fuente, ha comenzado a arengar a las masas, coreando el nombre de los políticos condenados, criticando a Felipe VI, o pidiendo la libertad para los detenidos durante los altercados; los manifestantes respondían sin demasiado entusiasmo. Junto a ella, dos norteamericanos que, tras observar el panorama desde las alturas, han preguntado: "¿Esto es para decir ‘que te jodan España’? Nosotros estamos de acuerdo con el 'Que te jodan Trump', así que nos quedamos”. Y allí han pasado el rato.

Ya en tierra firme, un hombre que superaba las siete décadas ha creado un corro a su alrededor, guitarra en mano. Una mujer a su lado ha hecho de solista: "Ahora los han condenado, cuánto tiempo más seguiremos así, queremos ser libres", entonaba maraca en mano.

Cánticos y cerveza

Así se han sucedido cerca de dos horas de vaciado de detergentes en el agua de la fuente. Pompas y vuelo de espuma con el viento y más cánticos. Pero sin la persistencia de días anteriores. El cansancio hace mella al inicio de la segunda semana de protestas. Varios concentrados han decidido sentarse en el suelo y, a sorbo de cerveza, pasar el rato, hasta que ha comenzado a llover. Algunos han resistido con la ayuda de los paraguas, aunque la gran mayoría ha abandonado la plaza pasadas las 22:00 horas.

Con la llegada de los manifestantes, los servicios municipales han interrumpido el funcionamiento de la fuente. Una vez acabada la protesta, han comenzado a vaciarla para retirar el agua con jabón. El del pavimiento se ha retirado con mangueras. Así es como ha culminado esta jornada de protesta tras el fallo del Tribunal Supremo, que se convierte en la segunda en que el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) no ha atendido a ningún herido por altercados.