Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés / EUROPA PRESS

Independentistas y comuns impulsan una comisión de investigación sobre Pegasus en el Parlament

Su propuesta de resolución quiere investigar el espionaje "por parte del Reino de España"

5 min

Los partidos y secesionistas catalanes y los comuns vuelven a unir sus fuerzas en el Parlament. Esta vez, para señalar a España por la supuesta vigilancia a unos 60 dirigentes del procés. Los grupos parlamentarios de ERC, JxCat, CUP, junto a En Comú Podem, han registrado una propuesta de resolución en el Parlament para crear una comisión de investigación sobre ese presunto espionaje con los programas Pegasus y Candiru a esos dirigentes.

La propuesta de resolución dice, según sus palabras, que el espionaje ha afectado a "representantes políticos, activistas, abogados, periodistas y sus familiares por parte del Reino de España", y la han promovido horas después de que el Congreso haya rechazado crear una comisión de investigación sobre este asunto por el rechazo de PSOE, PP, Vox y Cs, si bien el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecerá para dar explicaciones. El dirigente socialista, al mismo tiempo, sufrió en su teléfono móvil espionaje de Pegasus, al igual que la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Culpan a España

La propuesta registrada de los tres partidos secesionistas catalanes y En Comú Podem fija como objetivo de la comisión del Parlament conocer los detalles sobre "las intromisiones llevadas a cabo sobre representantes políticos y la sociedad civil catalana a través del spyware Pegasus y Candiru por parte del Reino de España, bien a través del CNI o de otros organismos públicos".

También pretende conocer los detalles sobre estructuras orgánicas y técnicas adscritas a los ministerios de Defensa, Interior, Exteriores, Presidencia, Economía y Justicia que "hayan participado, de manera directa o indirecta, en la monitorización y control de los afectados y aclarar el alcance temporal", así como conocer los mandos que han tomado las decisiones y su motivación.

La iniciativa de independentistas y comuns prevé exigir responsabilidades políticas, penales o civiles si corresponden, e impulsar acciones legislativas y judiciales en función de las conclusiones, planteando también la posibilidad de proponer una regulación normativa que "salvaguarde los derechos de los ciudadanos ante las acciones llevadas a cabo por parte de instituciones públicas en términos de defensa nacional".

"Tutela judicial"

ERC, CUP, JxCat y En Comú Podem han promovido la comisión para investigar también "de qué tutela judicial, si es que ha existido" ha contado el espionaje por parte de órganos jurisdiccionales --cita la Sala Tercera del Tribunal Supremo (TS)--, y conocer las tareas llevadas a cabo por el Parlamento Europeo sobre este asunto.

Además, los impulsores de la comisión quieren saber qué instituciones disponen de estos programas, y los procesos de contratación, contratos y gastos por su adquisición y por los elementos técnicos, materiales que se hayan necesitado para la ejecución del espionaje, según el texto. Asimismo, proponen que esté integrada por dos miembros de cada grupo parlamentario y tenga vigencia de un año --durante el que redactará un informe--, y prevén que puedan asistir políticos, altos cargos de la Administración General del Estado, especialistas y representantes de entidades, entre otros.

Evitaron condenar los contactos de Puigdemont con Rusia

La propuesta de resolución de independentistas y comuns llega apenas un mes después de que esos mismos partidos --ERC, CUP, JxCat y En Comú Podem-- evitaran condenar en el Parlament los "contactos" del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su entorno en Rusia, rechazando una moción de Cs que también pedía que el prófugo diera explicaciones acerca de en qué consistieron, qué asuntos trataron y qué acuerdos se habrían alcanzado en dichas reuniones.