Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La CUP carga contra un restaurante de Vic por no tener una carta en catalán, pero se trata de una acusación "falsa" / STREET VIEWS

El independentismo la toma con un bar de Vic con una “falsa” acusación sobre el idioma de la carta

Una concejal de la CUP carga contra el establecimiento La Plaça porque el menú, según ella, no está en catalán y el negocio lo desmiente: está disponible en cuatro idiomas

3 min

Un restaurante de Vic se ha convertido en la nueva víctima del independentismo por la lengua en la que está escrita su carta. La regidora de la CUP Carla Dinarès ha cargado contra el bar La Plaça porque, según ella, no estaba en catalán. Sin embargo, desde el negocio lo niegan y añaden que el menú se puede consultar en cuatro lenguas.

A través de las redes sociales, la antisistema ha acusado a los empleados de responder “con gritos y ladridos como perros” cuando reclamó el menú en esa lengua. En este sentido, ha apelado a dejar de asistir al local: “No he sido nunca clienta, pero tampoco me verán nunca más”. Y ha insultado a quienes lo regentan: “Sabíamos que eran del Madrid, pero no tan fachas”.

Mensaje de la concejal de la CUP en las redes sociales / TWITTER
Mensaje de la concejal de la CUP en las redes sociales / TWITTER

La carta, disponible en cuatro idiomas

Sin embargo, estas declaraciones se le han vuelto en contra, pues el presidente del PP en la localidad, Pau Ferran, ha desmentido sus acusaciones respondiendo a la regidora reprochándole que “mienta”. A través de una fotografía, el joven popular ha mostrado la carta del restaurante situado en la plaza Major en cuatro idiomas: inglés, francés, castellano y catalán.  

“Por favor, pide disculpas para parar esta campaña obscena que has comenzado contra ellos y dimite”, ha añadido Ferran.   

Respuesta del PPC a la concejal de la CUP en Vic / TWITTER
Respuesta del PPC a la concejal de la CUP en Vic / TWITTER

El bar rechaza la polémica

Desde el establecimiento se defienden y aseguran que “la carta nunca ha sido un problema”. De hecho, el menú está expuesto en la entrada del restaurante en los cuatro idiomas. Además, fuentes del local explican a Crónica Global que “tanto los diarios a los que están suscritos como el ticket que se entrega a los clientes están en catalán”. 

Pese a todo, rechazan entrar en la polémica porque consideran que se trata de una cuestión política. “Nos dedicamos a la hostelería, no a hacer política”, han manifestado las mismas voces, que advierten de que no harán cambios tras estas críticas. “Si hubiese cambios serían para mejorar los servicios y ofrecer lo mejor a nuestros clientes”, concluyen.