Política

El independentismo rompe las 'AMPAS' a cuenta de los políticos presos

La principal asociación de padres y madres de escuelas de Cataluña participa en la presentación del manifiesto en solidaridad con los encarcelados

Carme Roca, coordinadora de las AMPAs de Sant Cugat y vocal de FAPAC / CG

La tensión política que se vive en Cataluña ha salpicado a las escuelas. La Federación Catalana de Associaciones de Madres y Padres de Cataluña (FAPAC) ha roto su neutralidad tras la participación de una de sus vocales en el manifiesto por la libertad que la AMPA del colegio concertado L'Avet, de Terrassa, elaboró para mostrar su solidaridad con los hijos de los dirigentes del PDeCAT y ERC que siguen en prisión preventiva por su presunta implicación en los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Según ha podido saber Crónica Global, la coordinadora de las AMPA's de Sant Cugat y vocal de FAPAC, Carme Roca, asistió a la presentación del manifiesto del pasado 20 de junio en calidad de representante de la FAPAC. Desde la federación, que es la más importante de Cataluña, con más de 2.200 ampas y 500.000 familias, aseguran que "en ningún caso toman partido" porque son conscientes de la pluralidad de opiniones que existe entre los progenitores. Por su parte, los promotores de la iniciativa aseguran que cuentan con el respaldo de la FAPAC.

La escuela de los hijos de Rull

El manifiesto, que ha reabierto el melón sobre el papel que tienen que tener las escuelas en asuntos políticos que no gozan de un amplio consenso, basa sus argumentos en el derecho que tienen los niños a permanecer cerca de sus familiares

La escuela en cuestión que lo ha puesto en marcha tiene como alumnos a los hijos del exconseller de Territorio y Sostenibilidad Josep Rull. Se trata de un centro pequeño donde la mayor parte de familias se conocen y en el que los niños, de pocos años, viven con cierta inquietud el hecho de que los padres de dos de sus compañeros de clase estén en la cárcel.

Manifiesto

El manifiesto, titulado Madres y Padres por la libertad, comienza dando por hecho que quienes están encarcelados son represaliados por sus "ideas políticas", y muestra su "rechazo absoluto a la vulneración de los derechos fundamentales de estas criaturas, derechos reconocidos en la Convención de los Derechos de los Niños adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1989 y que España ratificó en 1990".

Manifest per la llibertat

Sus promotores insisten en que es una forma de mostrar su solidaridad con los familiares de estos dirigentes y que se puede secundar el manifiesto independientemente de si se está a favor o en contra de la secesión de Cataluña.

Tensiones entre padres y centros

En conversación con este medio también admiten que se han encontrado con las "reticencias" de algunos padres y que, para "evitar tensionar" las relaciones entre algunas de estas familias y los centros educativos, algunas ampas han optado por firmar como familias. "Muchas de las ampas lo aprobaron en las reuniones de Junta pero han preferido firmar como familias", insisten.

En total, las cinco ampas proceden de la Escola L’Avet (Terrassa); Escola Projecte (Barcelona); Escola Sadako (Barcelona); Escola Verd (Girona); Escola Vedruna Escorial (Vic). Además de las seis familias que rubrican dicho manifiesto, procedentes de la Escola Catalunya (Sant Cugat del Vallès); Escola La Immaculada (Sant Vicenç dels Horts); Escola Bressol Petit Mamut, (Sant Vicenç dels Horts); Escola Súnion (Barcelona); Escola Les Escoles (Gurb) y Escola Arc Iris (Barcelona).

¿Como el 'derecho a decidir'? 

Desde las otras dos federaciones, la de padres y madres de Barcelona (FAPAES) y la de Escuelas Cristianas Catalanas (CCACAP), explican que no se han posicionado y que no entran en "temas políticos", pese a que matizan que es una iniciativa que "no va en contra de nadie", sino a "favor de unas familias concretas".

Desde la Asociación de escuelas cristianas de Cataluña, que en su momento se manifestaron favorables al llamado "derecho a decidir" y que tienen a familias de Vedruna Escorial entre los firmantes del manifiesto, consideran que el tema de los políticos encarcelados no genera "el mismo consenso" entre las familias de alumnos.

No hay uniformidad

Su red de escuelas abarca zonas muy diferentes. La escuela Vedruna Escorial es donde la exnúmero dos de ERC huida a Suiza Marta Rovira llevaba a su hija. Pero también están presentes en otras zonas del área metropolitana sin mayoría independentista.

Además, ya en su momento y tras la celebración del 1-O tuvieron que lidiar con la polémica suscitada en la escuela Sagrada Familia de Gavá por unos talleres con material de Amnistía Internacional sobre lo que eran "presos políticos". En estas lecciones se hablaba del líderes internacionales como el expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela, y aunque en ningún caso se habló de la situación catalana, suscitó malestar entre algunas familias. Ahora han decidido mantenerse apartados de esta nueva iniciativa y evitar las tensiones.