Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (c) y el 'exconseller' Toni Comín (d) / EP

El independentismo más radical se reorganiza en torno a Puigdemont

Los 40 firmantes supuestamente de izquierdas reivindican la figura del prófugo postconvergente para construir la "liberación nacional" de Cataluña

4 min

Una cuarentena de independentistas que se autodefinen como de izquierdas han suscrito un manifiesto de apoyo a los dirigentes postconvergentes Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí --fugados de la Justicia española por impulsar el procés-- y elogiar su "trabajo" en el Consell per la República.

Entre los firmantes figuran el escritor y exdiputado de la CUP, Julià de Jòdar; el exconcejal de ERC Jordi Pesarrodona --célebre por posar junto a la Guardia Civil con una nariz de payaso durante los registros del 20-S--; el filólogo y exdiputado de Solidaritat per la Independència, Antoni Strubell; el paleontólogo Eudald Carbonell; la lingüista Blanca Serra; el jurista, extertuliano de TV3 y actual concejal de JxCat en la localidad tarraconense de Altafulla, Hèctor López Bofill; Pep Andreu, alcalde de Montblanc (Tarragona), que este mismo miércoles abandonó la militancia de ERC; o Carles Solà.

"Liberación nacional"

El objetivo que les une es reclamar una organización unitaria alrededor de Puigdemont y apostar por "un entendimiento ideológicamente transversal" que "articule y supere" las formaciones actuales sin concretar si pretenden que se presente a las próximas elecciones autonómicas.

"Queremos contribuir colectivamente a la configuración del proyecto emergente de liberación nacional que consolide y complemente la línea de actuación que conducen Puigdemont, Comín, Ponsatí y el Consell per la República", explica en el manifiesto. 

Loa a la "persistencia" del prófugo

En opinión de los firmantes, el expresidente de la Generalitat e histórico dirigente de CiU fugado en Bélgica simboliza "la persistencia del compromiso colectivo con la causa de la independencia", y consideran que "el Consell per la República es la expresión institucional embrionaria" de todo ello.

Sin embargo, creen que falta un entendimiento organizativo que proyecte su acción unitaria internacionalmente y que impulse el apoyo del resto de territorios de lo que denominan "Països Catalans" --en los que incluyen otras comunidades autónomas donde el independentismo es residual-- "y de los demócratas de toda Europa y el mundo, con solidaridad mutua".

Asamblea el 29 de marzo

Además, avisan de que la falta de una hoja de ruta compartida por instituciones, partidos y entidades soberanistas sólo puede superarse si hay "un entendimiento ideológicamente transversal, susceptible de juntar a la mayoría social y política que identifica la catalanidad, la prosperidad, la libertad y la mejora de las condiciones de vida y de trabajo con la consecución de un Estado propio, la República Catalana".

Con este objetivo, los impulsores han convocado una asamblea abierta el domingo 29 de marzo en Barcelona.

Sin grupo por sus simpatías con la ultraderecha flamenca

Curiosamente, algunos de estos firmantes supuestamente progresistas, como Carbonell o Riera, ya dieron su apoyo al postconvergente Puigdemont dos semanas antes de las elecciones europeas del pasado 26 de mayo, en las que concurrió bajo las siglas de JxCat.

Cabe recordar que Puigdemont y Comín disponen de inmunidad parlamentaria gracias a su elección como eurodiputados en dichos comicios y que no forman parte de ningún grupo en la Eurocámara. Su intento de entrar en el de Los Verdes / ALE fue descartado por estos últimos debido a la cercanía de los prófugos del procés a la ultraderecha flamenca.