Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el alcalde de St. Feliu de Guixols, Carles Mota, durante la ofrenda floral a la tumba del presidente de la Generalitat en el exilio Josep Irla

El independentismo 'impregna' todas las esferas de la sociedad civil

El movimiento secesionista cuenta con una fuerte implantación por todo el territorio debido al apoyo de la Generalitat pero también por la fuerza que tiene el asociacionismo en la región

7 min

El independentismo catalán ha demostrado una gran capacidad para penetrar en todas las esferas de la vida pública en Cataluña. Esto se debe, por una parte, a los largos tentáculos de la Generalitat para financiar todo tipo de actividades que promuevan su ideología y, por otra parte, a la existencia de una sociedad civil muy movilizada en una región donde el asociacionismo ha tenido siempre mucha fuerza.

En estos últimos años de procés independentista esta apropiación del espacio público por parte de los simpatizantes con la causa secesionista ha alcanzado playas, calles y plazas. Y, tras los encarcelamientos de algunos de los dirigentes y activistas independentistas, se han sucedido los actos y eventos de apoyo y para recaudar fondos para sus familiares.

La máxima expresión gráfica de esta inicial lucha por la secesión que ha derivado en solidaridad hacia los políticos en prisión preventiva ha sido el lazo amarillo. Y, en los momentos de mayor tensión, se ha observado una guerra de símbolos entre los partidarios y detractores de este símbolo en la vía pública.

Las playas

Las costas catalanas han protagonizado algunos de los mayores enfrentamientos por la apropiación del espacio público.

Una foto de la playa de Pals llena de cruces este domingo

La playa de Pals

En este escenario el lazo amarillo ha derivado en cruces plantadas en la arena que ha suscitado el rechazo de muchos ciudadanos que han criticado la “imagen de cementerio” que proyectaban las playas.

Gala Gaudí

El ámbito en la que se observa esta mayor complicidad con el independentismo es en la esfera cultural. Se trata de una de las áreas que más depende de las subvenciones públicas para sobrevivir y en, el caso de Cataluña, se ha creado una industria audiovisual muy vinculada con la ideología independentista. Una de las mayores exponentes es la productora Isona Passola, encargada del documental independentista L’endemà.

Asimismo, la presencia de figuras vinculadas con el independentismo en los medios de comunicación públicos como es Passola es mucho más frecuente que la presencia de otros directores de cine catalanes reconocidos internacionalmente, como son Isabel Coixet y Juan Antonio Bayona. Coixet explicó en su momento en este medio no haber sido invitada a TV3 desde el estreno de su entonces último largometraje La Librería, pese a ser una de las películas más vistas del año y ganadora del premio Goya a la mejor película.

En la gala anual que escenifica toda esta industria audiovisual catalana, la Gala de los Premios Gaudí, también se observa esta sintonía con las tesis independentistas en la mayoría de sus protagonistas y premiados.

Habaneras

Mientras en el mundo de la cultura hay una mayor planificación para la promoción de las tesis secesionistas, en otros eventos se produce de forma espontánea por parte del público. En la cincuentena cantada de Habaneras de Calella de Palafrugell, donde asisten unas 6.000 personas, se corearon gritos de independencia por parte del público tras el tradicional canto conjunto de la canción El meu avi.

La expresión pública e improvisada del sentimiento independentista es una constante en cualquier congregación de gente en un momento político en que el contencioso catalán está a la orden del día y los sentimientos a flor de piel.

'Dia de la Flor'

En las tradicionales catifas de flores que se hacen por los municipios de Cataluña para celebrar el Día de Corpus también se ha observado esta mayor presencia de recreaciones que guardan relación con la política.

ArgentonaCatifas de flores a favor de los dirigentes en prisión preventiva

Las recreaciones de cárceles o símbolos independentistas para criticar la situación de prisión preventiva en la que se encuentran muchos de los líderes independentistas se han observado en algunos municipios.

Pese a que estas fiestas cuentan con apoyo público son una muestra más de que el independentismo también está distribuido en todas las capas de la sociedad, ya que fue una iniciativa de los mismos vecinos sin responder a directrices del consistorio.

Liceo y Palau de la Música

En el mítico Palau de la Música también se han producido episodios de exaltación independentista. Organizado previamente, con la presencia de muchas banderas independentistas, el público ha coreado cánticos a favor de la independencia.

Las óperas del Liceo de Cataluña también han sido noticia en alguna ocasión por el rechazo de un sector del público a la presencia de algunos miembros de la Familia Real. Asimismo, también en algunos conciertos, como el de la cantautora mallorquina Maria del Mar Bonet el público ha cantado “independencia”.

Canet Rock

Pero el independentismo no solo ha sabido impregnar los eventos y actos organizados desde el poder público. En el Festival Canet Rock, organizado por las compañías Sala Zeleste, Pebrots, Companyia Elèctrica Dharma, también se ha visto esta comunión con la situación política.

La quinta edición del festival fue la edición más reivindicativa. Las pancartas en favor de la libertad de los llamados “presos políticos” eran abundantes entre el público.

El festival, que reúne a unas 23.000 personas en el municipio costero, contó con la participación mujer del dirigente del PDeCAT en prisión preventiva, Josep Rull, y los diferentes grupos invitados, desde Txarango a los Amics de les Arts o Els Catarres también expresaron sus opiniones sobre el momento que atraviesa Cataluña. Todos desde el punto de vista del independentismo.