Menú Buscar
Los manifestantes que se concentran fuera del Museo de Lleida para intentar dificultar el traslado de los obras de Sijena a Aragón han vivido momentos de tensión con los Mossos / EFE

Incidentes en el Museo de Lleida por el retorno de las obras de Sijena

Los Mossos d’Esquadra cargan contra los manifestantes que intentaban acceder al recinto vallado

3 min

Tensión en el Museo de Lleida, donde agentes de la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra han iniciado un dispositivo para devolver las obras de Sijena a Huesca. Unos 500 manifestantes se han concentrado ante las puertas del edificio para protestar contra el traslado de las 44 piezas de arte sacro.

Un grupo de personas ha intentado acceder al recinto vallado que han colocado los agentes para garantizar la devolución de las obras, por lo que los Mossos han cargado contra los manifestantes. Los agentes han llegado a usar las porras para impedir la entrada de los protestantes y han formado una barrera.

Se prevé que la operación de traslado de las obras se alargue hasta las dos de la tarde. A la concentración se han añadido directores de varios museos de Cataluña y algunos museólogos. 

Entrada en el museo

Cuando los técnicos de la empresa que se encarga de embalar las obras de arte sacro y trasladarlas hasta el monasterio de Villanueva de Sijena, de donde son originarias, han entrado en el museo, unas 60 personas ya se encontraban ante el mismo. Era a las cuatro de la madrugada, después de terminar el plazo que dio el juez para entregar las piezas. Como informó Crónica Global, el juez temía que se pudiera producir esta situación. 

La rambla de Aragó, junto al recinto, se encuentra parcialmente cortada, ya que el número de protestantes ha ido aumentando a medida que pasaba la mañana. Se han llegado a concentrar unas 200 personas, que han respondido a los llamamientos de Arran.