Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El líder del PSC y jefe de la oposición, Salvador Illa, en la entrevista en la cadena Cope / CG

Illa: "TV3 trabaja para fomentar la división, no puede ser"

El líder del PSC reclama que el Govern apoye a los Mossos d’Esquadra para garantizar el orden público y se brinda a negociar los presupuestos con el presidente Aragonès

6 min

El líder del PSC y jefe de la oposición, Salvador Illa, ha trazado una estrategia clara: contundencia en la crítica al Govern de Pere Aragonès, pero con la posibilidad de llegar a acuerdos en las cuestiones que sean precisas. Sin embargo, hay una prioridad, la de garantizar la “pluralidad” en los medios públicos de la Generalitat, porque la política seguida hasta ahora ha provocado, precisamente una gran división social, con el apoyo al proceso independentista. “TV3 ha fomentado la división, no puede ser”, sentencia Illa, dispuesto a “refundar” los medios públicos, a riesgo de que se acaben quemando por sí solos, si siguen en la deriva iniciada ya antes del proceso soberanista.

Illa mantiene una posición dura en ese ámbito, con un cambio drástico respecto a la política seguida por el PSC en otros tiempos. La idea es que se debe aplicar la ley ya aprobada en el Parlament y renovar los cargos de dirección de los medios públicos y de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, (CCMA), que exige mayorías reforzadas, y, por tanto, el concurso indispensable de los socialistas catalanes. En caso de que no haya acuerdos en los próximos meses, Illa considera que esos mismos medios comprobarán que se pueden quedar sin discurso y sin audiencias.

Ejecutivo y partidos "divididos"

El que será el primer secretario del PSC, tras el acuerdo alcanzado con Miquel Iceta, y que deberán ratificar las bases del partido, considera que el cambio ya se ha producido: “Hay un cambio significativo en la sociedad catalana, de querer pasar página, de aprovechar las oportunidades que se presentan, centradas en la recuperación económica", ha asegurado en el programa Converses de la Cadena Cope.

El jefe de la oposición, Salvador Illa, muy crítico con Pere Aragonès en el Debate de Política General / EP
El jefe de la oposición, Salvador Illa, muy crítico con Pere Aragonès en el Debate de Política General / EP

Pero el Govern de Aragonès deberá reaccionar de inmediato para adapatarse a esas nuevas circunstancias. Tras el debate de política general en el Parlament, celebrado esta semana, Illa considera que el Ejecutivo catalán se ha mostrado “dividido”, pero que también lo están los propios partidos que lo apoyan, Junts per Catalunya y ERC. Y esa circunstancia es clave para entender negativas como el rechazo a la ampliación del aeropuerto de El Prat, por parte del mismo Pere Aragonès, que no habría resistido las presiones internas de su propio partido.

El poso cultural de la CUP

Illa responsabiliza a Aragonès y a otros miembros de su gobierno, por no imponer ni promover determinados valores. El más importante en estos momentos es el orden público. “Noto una clara falta de apoyo a los Mossos d’Esquadra, hay una falta de autoridad de los Mossos, propiciada por una dejadez del Govern”, señala, en referencia a los graves incidentes de los últimos fines de semana en botellones organizados por jóvenes y que han sido aprovechados por elementos violentos que se introducían en esas concentraciones.

Para Illa es mucho más grave, porque parte de un poso cultural y político que se ha ido instalando desde que la CUP fuera capaz de marcar la agenda política, con hechos como el reportaje que emitió TV3, Ciutat morta, en el que se desacreditaba el papel de la policía. Los frutos de esa cultura se recogen ahora, a juicio de Illa.

¿Qué hacer con Puigdemont?

La detención de Carles Puigdemont en Italia y pendiente ahora de la decisión judicial de devolverlo a España, tras su puesta en libertad, no debería cambiar el escenario político, a juicio del líder del PSC, que entiende que “el estado de derecho no hace vacaciones y nadie está por encima de la ley”. En ese contexto, Illa brinda el posible apoyo del PSC a los presupuestos de la Generalitat para 2022 en el caso de que ERC no obtenga los votos de la CUP. “El PSC acordará lo que crea conveniente para el conjunto de la sociedad catalana”, señala, siguiendo esa estrategia de ser muy duro en determinados ámbitos, pero, al mismo tiempo, ofreciendo los apoyos necesarios para acordar cuestiones que sean determinantes.

Pese a todo y a pesar de que esa oferta no ha sido recogida, Illa insiste en que en Cataluña es necesaria “una mesa de diálogo entre todas las fuerzas políticas”, al margen de cómo avance la Mesa de diálogo entre el Gobierno español y el gobierno catalán. “Hay diferencias entre catalanes, y son las que se deben abordar”, concluye.