Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa / EFE

Illa pide a ERC explorar una alternativa de izquierdas tras fracasar el pacto con Junts

El líder del PSC en el Parlament pide "coraje" a los republicanos y "decir en público lo que se dice en privado"

3 min

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha pedido a ERC que tenga "coraje", que admita que su alianza con JxCat ha fracasado y que explore una suma "alternativa" de izquierdas: "Es tan sencillo como decir en público lo que se dice en privado", ha dicho.

En declaraciones a Efe, el presidenciable socialista ha sostenido que "hay una mayoría de izquierdas en el Parlament" --PSC, ERC y los comunes suman 74 escaños-- y que, por lo tanto, el obstáculo para abordar una alternativa a un nuevo pacto independentista no es una cuestión "aritmética, sino de voluntad".

Illa pide "coraje" a ERC

"No es un problema de suma, no nos equivoquemos, todos sabemos sumar y restar. Es un problema de voluntad, de entender la realidad política, económica y social del momento, y de tener el coraje de reconocer que esta vía --la coalición ERC-JxCat-- no ha funcionado. Lo que yo digo es: no nos reprochemos nada, vamos a abrir una nueva. Y digo más: es tan sencillo como decir en público lo que se dice en privado", ha subrayado.

Illa insiste en que la mejor opción para abrir una nueva etapa en Cataluña que dejase atrás "diez años de decadencia" sería un Govern formado por PSC y En Comú Podem, de "servidores públicos y centrado en tres objetivos: superar la crisis sanitaria generada por el Covid, reactivar la economía y poner en marcha un plan de reconstrucción social".

Política de bloques: "vía muerta"

Para Illa, al ahondar en la política de bloques en Cataluña, ERC está insistiendo en una "vía muerta", que solo lleva al "fracaso" y a la parálisis gubernamental, una actitud que considera especialmente preocupante en un contexto de pandemia.

"Necesitamos ya un Govern, llevamos más de seis meses en funciones", ha denunciado. A su entender, la investidura fallida de Pere Aragonès es la prueba fehaciente de la "falta de entendimiento" entre ERC y Junts: "El candidato, para decirlo muy suavemente, no ha salido airoso de este debate en términos políticos, e incluso podría leerse como una humillación que se ha infligido a ERC".