Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Salvador Illa, líder de la oposición en Cataluña / EP

Illa aboga por más castellano en las aulas catalanas

El líder del PSC defiende la capacidad de "llegar a acuerdos" en Cataluña como el que desbloqueó 112 cargos con mandatos caducados

3 min

El líder de la oposición en Cataluña y el PSC, Salvador Illa, ha defendido hoy la necesidad de incrementar las horas de castellano​ en las aulas de las escuelas públicas de la región. El también exministro de Sanidad ha argumentado también en favor de la capacidad de su partido de llegar a acuerdos con el Govern, una mano tendida que no está reñida para ejercer de oposición al Ejecutivo de Pere Aragonès (ERC).   

Lo ha dicho Illa en la reunión interparlamentaria socialista con diputados en el Parlamento catalán, Congreso de Diputados y Parlamento europeo celebrada el sábado. Flanqueado por el titular de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, Illa ha abogado por hacer una "política útil" en la autonomía catalana. Una oposición constructiva que sea "serena, que huya de la confrontación estéril, del titular complaciente, de la inmediatez a la que a veces evocan nuevas formas de comunicación". 

Cumplir las sentencias del 25%

Esa apuesta por la "reflexión y la serenidad para tener debates constructivos" debe coexistir con la necesidad de "cumplir las resoluciones judiciales", en opinión del electo en la cámara autonómica. Especialmente en el terreno del castellano en las aulas, donde es necesario que se "enseñe más" el español, ha agregado Illa. "No pasa nada por una asignatura más en castellano", ha dicho, sosteniendo a la vez que el catalán continúe siendo "el centro de gravedad" de la educación en la región. 

A este respecto, el también exalcalde de La Roca del Vallès (Barcelona) ha matizado que su partido se ha sumado al Pacto Nacional por la Lengua --que presentó el miércoles la Consejería catalana de Cultura-- con el fin de "defender la convivencia lingüística". 

Propone una ley electoral

En el campo de la labor de la oposición, Illa ha propuesto la "construcción de una alternativa" en Cataluña a un Govern que "no funciona y no tiene proyecto". En su opinión, el gabinete de Aragonès muestra "debilidad interna" e "incapacidad para resolver los problemas" de la sociedad catalana. 

Uno de ellos es, en efecto, la falta de una ley electoral autonómica. A este respecto, el líder de la oposición ha avanzado que dedicará "todos sus esfuerzos" a ayudar a aprobar una norma regional para los comicios en el territorio durante el primer semestre de 2022. "Por nosotros que no quede", ha apostillado.