Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El ministro de Ciencia, Pedro Duque, y Salvador Illa en un acto en la sede del PSC el jueves / PSC

Salvador Illa, el candidato al que el PSOE pone sordina

El presidenciable socialista recibe todo el apoyo del Consejo de Ministros mientras el partido socialista mantiene las distancias

4 min

Llama la atención la presencia constante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la campaña electoral del PSC y de su candidato a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa. Este fin de semana vuelve a visitar Cataluña para participar en actos electorales, una colaboración inédita hasta la fecha por su frecuencia.

Es difícil determinar, de todas formas, si Sánchez lo hace en su calidad de primer ministro o de secretario general del PSOE, porque de hecho la decisión de que Illa sustituyera a Miquel Iceta en la lista socialista no correspondió al inquilino de la Moncloa, sino al dirigente socialista.

Lluvia de ministros

Lo que está claro es que el Consejo de Ministros sí participa en la campaña. Pedro Duque, el titular de Ciencia e Investigación, estuvo el jueves en Barcelona. El mismo día en que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, participó en dos actos electorales. Hoy viernes, Carmen Calvo, la vicepresidenta primera, hará lo mismo. Sánchez, como el responsable de Administración Territorial, Miquel Iceta, actuarán mañana y pasado.

Curiosamente, hasta la fecha el único dirigente socialista que ha participado en la campaña de Illa ha sido Ximo Puig, máximo responsable del PSOE en Valencia, y actual presidente de la Generalitat, que ya había visitado Cataluña a finales del año pasado explicando su concepto de la España periférica como alternativa al centralismo de Madrid y al separatismo de algunos partidos catalanes.

Apoyo del comité federal

No es que el candidato socialista carezca de apoyos entre los barones socialistas porque, de hecho, en el comité federal del 23 de enero que se celebró en el casal socialista Joan Raventós el aplauso fue unánime. Incluso hubo dirigentes, como Javier Lambán, barón de Aragón y presidente de la comunidad autónoma, que llegó a levantar ampollas en el nacionalismo cuando se refirió al exministro como su “único antídoto”.

Todos los dirigentes territoriales, desde Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) hasta Guillermo Fernández Vara (Extremadura), pasando por la vasca Idoia Mendía, el santanderino Pablo Zuloaga y el asturiano Adrián Barbón tuvieron palabras de elogio de Illa, pero ya hemos pasado el ecuador de la campaña y aún no les hemos visto por aquí.

La cuestión nacional

Está claro que por más ocupados que estén con la lucha contra la pandemia o con sus respectivas responsabilidades, son ausencias que responden a una estrategia electoral que huye de vincular Cataluña con otros territorios españoles, algo que desde la perspectiva catalanista no parece afectar a Valencia. ¿A qué está esperando Francina Armengol?

Un diseño muy distinto del que aplica el PP, cuyo candidato, Alejandro Fernández, recibe el apoyo directo de Pablo Casado, de Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso, incluso de José Luis Martínez Almeida, el alcalde de Madrid. Con la ausencia hasta hoy eso sí, de quien encabezó las listas del PP catalán en las últimas elecciones generales, Cayetana, Álvarez de Toledo.