Menú Buscar
El alcalde de Igualada, Marc Castells, junto a sus homólogos de los municipios de la Cuenca del Òdena / EP

Igualada exige al Govern que se incaute de un equipamiento privado para hacer frente al coronavirus

El alcalde de la capital de la Anoia advierte de que van aumentar el número de contagios y de muertes por el Covid-19 en la cuenca del Òdena

3 min

Los alcaldes de la Cuenca de Òdena, con Igualada a la cabeza, requieren a la Generalitat que se incaute de un equipamiento privado de la capital de la Anoia para hacer frente al aumento de casos de coronavirus por llegar.

El alcalde de Igualada, Marc Castells, ha anunciado en una rueda de prensa este lunes, que se va a reunir con los alcaldes de los otros tres municipios de la zona que permanecen confinados --ÒdenaVilanova del Camí y Santa Margarida de Montbui-- para exigir a la consejería de Salut que, en aplicación de las medidas adoptadas por el Gobierno, tome el control de una residencia que estaba apunto de abrir en la ciudad.

"Más muertos"

Castells asegura que se trata tan sólo de “una medida preventiva” ya que, por el momento, el Hospital de Igualada tiene capacidad suficiente para atender a los afectados, aunque el personal se encuentra "desbordado". Recuerda que el edificio, donde estaba la antigua Mútua Igualadina, dispone ya de 90 camas “que pueden ser usadas como hospital de campaña” en el futuro.

El alcalde insiste en que “no es un toque de alarmismo, sino de responsabilidad” ya que espera que en los próximos días “la evolución de personas afectadas en la zona continuará aumentando” e incluso “habrán más muertos”.

"Medidas extraordinarias"

Castells ha sacado pecho de que Igualada, foco principal del coronavirus en Cataluña, ya anunció el confinamiento de su población y la de los alrededores antes de que lo dictaminara el Gobierno, y ahora vuele a “adelantarnos a los acontecimientos” hasta la posibilidad de que se den más casos.

El concejal del PDeCAT subraya que “son medidas extraordinarias” y que, por el momento, requiere a la Generalitat que condicione este local “para tenerlo preparado para cuando haga falta”.

Confinamiento

Igualada lleva confinada desde que el pasado 12 de marzo la Generalitat de Cataluña ordenara el confinamiento de la población residente como también de los habitantes de Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena. Desde entonces, sus ciudadanos no han podido salir más que para comprar alimentos y productos básicos y las tiendas y empresas permanecen cerradas.

El caso de esta zona de Cataluña es particular ya que el origen del foco se originó en el hospital de la localidad y tienen más de 40 casos de personal médico infectado y más de 200 personas que estuvieron en contacto con ellas confinadas.