Menú Buscar
Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno / EP

Iglesias, sobre los presos del 1-O: "No están en la cárcel por ser independentistas"

El vicepresidente del Gobierno señala que en España "no se ha condenado a nadie por sus ideas"

4 min

Pablo Iglesias rechaza que en España existan presos políticos. El vicepresidente del Gobierno ha manifestado este jueves que "en este país no se ha condenado a nadie por sus ideas" y, aunque cree que la sentencia del 1-O fue "un escándalo", considera que "formalmente se buscó una vía" para condenar a los líderes del procés. Con todo, sostiene que "no están en la cárcel por ser independentistas".

En una entrevista en RAC1, el líder de Podemos ha recordado que visitó a los Jordis en prisión. Y sigue convencido de que su "caso fue mucho más grave que el de los miembros del Govern [condenados por los mismos hechos]", a pesar de que ha insistido en que "no hay delito ideológico" en el fallo del Tribunal Supremo.

Visita del Rey a Barcelona

Preguntado por la visita del Rey a Barcelona este viernes, Iglesias ha señalado que se enmarca en la "normalidad institucional", tras la polémica ausencia del monarca en la entrega de despachos a los nuevos jueces, también en la capital catalana, semanas atrás. Un veto del Gobierno que para el vicepresidente también forma parte de una "absoluta normalidad".

Sobre el plantón del Govern, que no enviará a ningún representante para acudir a un evento económico junto a Felipe VI, el secretario general de la formación morada se ha mostrado comprensivo. "Es evidente que la monarquía, y en particular en Cataluña, no tiene demasiados partidarios. Es entendible que los miembros de la Generalitat se sientan incómodos, y que tengan cosas más importantes que atender", ha zanjado. Tampoco irá la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Caso Dilma

En relación a su posible imputación por el caso Dilma, ha señalado que no lo concibe "ni como mera hipótesis", en relación a la posibilidad de que el Tribunal Supremo acceda a la petición del juez Manuel García Castellón para que se le investigue por una presunta denuncia falsa, por el robo del teléfono de su entonces asesora.

En este sentido, ha asegurado que sería "inconcebible" que en una democracia como la española, donde han ocurrido "cosas graves", pueda acabar como investigado en esta pieza, dado que es "víctima" y no hay ninguna prueba que sustente la solicitud del juez.

Persecución mediática

El vicepresidente también ha subrayado que su formación sufre desde hace años una "persecución" y que con su entrada en el Ejecutivo, la derecha está dispuesta a utilizar "todos los medios, legales e ilegales" para tratar de hacer caer al Gobierno.

Destacadas en Política