Menú Buscar
Pablo Iglesias se enjuga las lágrimas tras la investidura de Sánchez / EFE

Las lágrimas de Pablo Iglesias y el homenaje a Aina Vidal en el Congreso

El líder de Unidas Podemos estalla en llanto justo después de que Pedro Sánchez sea nombrado presidente del Gobierno

3 min

La tensión vivida durante las últimas jornadas en el Congreso de los Diputados le ha pasado factura a Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos ha estallado en lágrimas justa al finalizar la segunda votación de investidura, en la que Pedro Sánchez ha sido nombrado, por fin, presidente, y en la que la diputada Aina Vidal, de la confluencia catalana del partido morado --En Comú Podem-- ha recibido un caluroso homenaje de sus compañeros.

El llanto de Pablo Iglesias al ser vicepresidente

La ausencia de Vidal en el hemiciclo en la primera votación de investidura, el pasado domingo 5 de enero, desató las conjeturas sobre la posibilidad sobre una nueva ocasión fallida de formación de Gobierno. Las cuentas eran ajustadas y la presión sobre aquellos que darían el "sí" a Sánchez quedó patente en la Cámara Baja, con peticiones de tamayazo incluidas por parte de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas

Ausencia por motivo médicos

La diputada de En Comú Podem dio a conocer las razones por las que se había ausentado del hemiciclo. "Tengo cáncer", explicó en un comunicado distribuido a través de sus perfiles en redes sociales, "uno raro, extendido y agresivo". Ello le impidió dar su voto en la primera ronda de la investidura. Adelantó que tardaría "una temporada en volver", pero que esta temporada comenzaría después de la votación de este martes. "El 7 no fallaré. Por nada del mundo me perdería una investidura que será mucho más que una votación", indicó. 

Iglesias ha tenido unas palabras para con ella al inicio de su intervención ante el Congreso. El líder podemita ha agradecido que estuviera en el hemiciclo a pesar de sufrir esta grave enfermedad y le ha regalado un ramo de flores mientras sus compañeros le dedicaban una gran ovación. Vidal no ha podido contener la emoción --al igual que le ha ocurrido al que será vicepresidente del Gobierno, al finalizar la votación de investidura--.